CIUDADANOS

Ciudadanos llevará a la Comisión de Cultura del Congreso su propuesta para que la fiesta de los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz sea declarada Patrimonio de la Humanidad. Según ha confirmado el diputado José Luis Martínez, “la intención es que en mayo pueda debatirse la propuesta que Ciudadanos ya presentó en mayo del pasado año, con el objetivo de que los festejos puedan lograr la declaración en 2020, cuando el Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO acepte las nuevas candidaturas”. Ciudadanos reactivó a través de una PNL la candidatura caravaqueña a través de una proposición no de ley que llegará en breve a la Comisión de Cultura.

Al mismo tiempo, la revista ‘El Caballista’ ha dedicado un reportaje fotográfico a la visita que el presidente de la formación, Albert Rivera, hizo a la localidad en mayo del pasado año. El propio Rivera ha enviado un texto para su inclusión en la publicación, que cuenta con una tirada de unos 5.000 ejemplares y se distribuye -además de en Caravaca de la Cruz y la Región- en las distintas Casas de Murcia repartidas por España y el extranjero. Los diputados murcianos José Luis Martínez y Miguel Garaulet han entregado una copia a Rivera de la revista, en la que el máximo responsable de Cs asegura que “desde mi visita en mayo pasado durante el Año Jubilar a Caravaca de la Cruz, mi cariño hacia esa tierra y el festejo ha ido en aumento. Allí pude ver de primera mano el laborioso trabajo de las vestimentas de los corceles y conocer in situ las carácterísticas del festejo, al cual públicamente manifesté mi total apoyo y el de mi formación”. Rivera ya afirmó su apoyo a la candidatura de los Caballos del Vino como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad “porque hay que intentar que el mundo entero sepa que España es uno de los países del mundo con más riqueza cultural y que hay manifestaciones que deben ser apoyadas como lo fueron Las Fallas y como han de serlo el Sant Jordi en Cataluña y los Caballos del Vino en Caravaca de la Cruz”.

“Los Caballos del Vino son, sin lugar a dudas, una de esas manifestaciones totalmente arraigadas que pasan de padres a hijos, y que representan sanos valores de competitividad, creatividad y compañerismo. Una tradición que contribuye a enriquecer la diversidad cultural de España”, destaca Albert Rivera en el texto que publica ‘El Caballista’, que cumple su décimoquinta edición.