CIUDADANOS BULLAS

Los presupuestos del año 2020 que fueron aprobados sólo por el Psoe en Pleno Extraordinario el pasado 30 de Diciembre suponen una continuidad de la oxidada acción de gobierno que llevan a cabo los concejales del Partido Socialista. Unos presupuestos que no atienden a las demandas de los vecinos de Bullas, que no optimiza sus posibilidades de crecimiento y que por tanto votamos en contra.

Partimos de un presupuesto de ingresos inflado que no se ajusta a la realidad y que ni tan siquiera se molestan en actualizar con los resultados de ejercicios precedentes. Llama la atención el “copia y pega” del presupuesto de gasto del año anterior consiguiendo desvirtuar el objetivo de unos presupuestos útiles y ajustados a las necesidades de la ciudadanía.
Un claro ejemplo de ello lo podemos encontrar en la partida destinada a Deportes que se mantiene igual que el año anterior cuando todos los profesionales dedicados al deporte en nuestro municipio insisten en la necesidad de incrementar esta partida debido a que en los últimos años la demanda de deporte se ha multiplicado x2.
No se recoge ninguna actuación con el dinero que se ahorrará tras el nuevo aplazamiento del pago de deuda otorgado por el Ministerio de Hacienda que evitará el pago de la misma durante 3 años. Tampoco se proyecta ninguna inversión de envergadura ni plan de actuación que marque la diferencia con respecto a la política de la legislatura anterior, en Bullas se paró el tiempo en 2015.
Como sospechábamos tampoco se ha incluido la partida presupuestaria para la bonificación del IBI a familias numerosas aprobada, a iniciativa de Ciudadanos, en el Pleno de Septiembre del año pasado cuando este Acuerdo de Pleno dice en su punto 3o:
Tercero.-Informar a la Concejalía de Hacienda para que sea tenido en cuenta en la elaboración del Presupuesto 2020.
Vemos así una actitud en el Psoe de cara a la galería solamente preocupado en quedar bien sin hacer cambio alguno. Las familias numerosas de Bullas tendrán que esperar a Diciembre de 2021 para poder bonificarse unos 40.000€ en el IBI mientras que los concejales socialistas sólo tardaron 1 día en subirse el sueldo en +206.000€ para toda la legislatura.
Otro hecho destacable es que en este Pleno nuestro concejal Francisco Espín solicitó la abstención de 2 concejales socialistas que actualmente trabajan en la empresa que gestiona la piscina climatizada municipal y que es beneficiaria de las prórrogas del actual contrato incluidas en los Presupuestos. Por tanto al ser parte interesada (y según el art. 76 de la ley 7/1985 de 2 de abril) no deberían haber participado en el Pleno.
Art. 76 Ley 7/1985 de 2 de abril:
“Los miembros de las Corporaciones locales deberán abstenerse de participar en la deliberación, votación, decisión y ejecución de todo asunto cuando concurra alguna de las causas a que se refiere la legislación de procedimiento administrativo y contrato de las Administraciones Públicas. La actuación de los miembros en que concurran tales motivos implicará, cuando haya sido determinante, la invalidez de los actos en que hayan intervenido.”
La Alcaldesa desestimó la petición de nuestro concejal el cual solicitó un informe jurídico al Secretario del Ayuntamiento que certifique la capacidad de estos concejales de votarse ellos mismos la prórroga de sus sueldos. Votación susceptible de ser impugnada por nuestro grupo si se determina que estos concejales no podían participar en el Pleno de Presupuestos.
Por último sorprendió el voto en contra del PP tras 4 años absteniéndose y en actitud colaboracionista con el Psoe más aún cuando los Presupuestos son los mismos que en ejercicios precedentes; vemos como la responsabilidad que argüían para justificar su abstención también les vale para votar ahora en contra. Nuestro concejal también reprochó esta actitud al portavoz del PP.