CIUDADANOS CARAVACA

Anoche, durante el pleno, PSOE y IU votaron en contra de la solicitud de las comparecencias emitida por el grupo municipal de Ciudadanos. Si bien cabría esperarse esta actitud por parte del gobierno local, que persiste en las formas opacas de la vieja política, no dejó de sorprendernos la lamentable actitud de IU, que se alió con el PSOE para votar en contra de un ejercicio de responsabilidad política y de transparencia como lo es dar explicaciones sobre las gestiones de gobierno. Tampoco han permitido la realización de un debate sobre el estado del municipio.

A lo largo del pleno, se debatieron las cuestiones de la zona azul y quedó en evidencia que el concejal mantiene a la empresa en una situación de presunta ilegalalidad. No respondió a una sola de las preguntas formuladas por el grupo de C ́s, a saber: qué pasaría si después de la ordenanza municipal quedara desierto el puesto y lo más importante: en qué situación está la empresa. El concejal admitió que tuvo una reunión con la empresa en la que les transmitió que aunque no tuvieran contrato trabajaran como si lo tuvieran, lo que no deja de ser una situación de extrema irregularidad.

El gobierno local hace gala de la opacidad como forma de entender la política: no quieren dar explicaciones sobre la carpa festera, ni sobre Caravaca jubilar, ni sobre la solicitud de recisión contractual del Centro Deportivo Caravaca, ni sobre el estado de la situación de la Policía Local.

Por último, durante el pasado pleno también dio tiempo a que quedara patente la poca importancia que da este equipo a la concejalía de hacienda, aprobando ayer las cuentas de 2016 y 2017. Las cuentas deben ser presentadas el 30 de octubre del año siguiente al ejercicio.