LAURA CABALLERO/PSICÓLOGA

La psicología y el cine se han nutrido siempre mutuamente y además nacieron casi al mismo tiempo, a finales del siglo XIX. Hablamos del nacimiento de la psicología científica, claro y este fue en 1879, si bien como todos sabemos los antecedentes de esta disciplina están en la filosofía. La psicología nutre al cine a través de teorías de la personalidad que articulan los personajes, de leyes de la conducta humana y de tantos y tantos conceptos que dan explicación a multitud de fenómenos, entre otras muchas cosas. El cine nutre a la psicología a través de los dilemas que crea, de los valores que transmite, de la estimulación de todas nuestras facultades mentales, de las emociones que nos genera… Esto es solo un pequeño ejemplo de su influencia mutua, hay tesis doctorales que van precisamente de los puntos en común entre esta disciplina y este arte, por razones obvias de espacio no vamos a profundizar en ello.

Tal vez esta época que nos toca vivir en la que no podemos vernos y estar cerca físicamente, pueda servirnos para conectarnos de las mil maneras que nos proporciona la tecnología. Tal vez pueda ser también el cine el que pueda servirnos de nexo de unión. Hace tiempo que me apetece unir el cine con la psicología y qué mejor manera de hacerlo este 2021 que a través de un CINECLUB VIRTUAL que hoy presentamos a través de este artículo. Estrenamos año y estrenamos ideas.

Desde hace algún tiempo comparto con mis contactos de Facebook títulos de películas interesantes de la parrilla televisiva, aunque no hemos profundizado mucho en las temáticas y mensajes de las mismas más allá de comentar si nos ha gustado no. De la necesidad de profundizar y crear un espacio donde compartir reflexiones a través del cine, nace CINECLUB “MÁS PSICOLOGÍA”, al que podéis pertenecer si buscáis en Facebook el grupo con ese nombre. El grupo es privado, solo tenéis que solicitar pertenecer a él y a partir de ahí se tendrá acceso a la información. Se propondrá una película al mes con trasfondo psicológico y pasado ese tiempo se podrá comentar a través del grupo de Facebook. Además, las primeras personas participantes están pidiendo un “cineforum” virtual al mes, que seguramente será a través de zoom. Además, voy a crear un espacio-blog en la web www.psicologosnoroestemurcia.com donde habrá artículo mensual analizando la película que nos ocupe una vez que la hayamos visionado y hayamos hablado sobre ella. También de vez en cuando traeremos aquí al periódico alguna de ellas.

La propuesta para enero es “Happiness”, una película independiente de Estados Unidos del año 1998 y dirigida por Todd Solondz. No es una película fácil de ver, pero tiene mucho que decir y que aportar. No es solo una película sobre la doble moral americana, también lo es sobre todas las caras del ser humano en general. Historias que se entrelazan en busca de la felicidad. Por el camino, los personajes se quedan atrapados en las falsas apariencias y también en las profundidades más oscuras del ser humano. Y como diría Mayra Gómez Kemp, “hasta aquí puedo leer” (o mejor dicho, escribir).