Mariana Perez Almagro

GERENTE Y TATUADORA EN SKULLS LADY TATTOO AND GALLERY

Bettie Page, Linda Darnell, Betty Grable y la archiconocida Marilyn Monroe son algunas de estas famosas modelos y actrices que deleitaron con su sensualidad a la sociedad de la época y a día de hoy siguen inspirando a muchas mujeres, ilustradores y tatuadores con su estilo y glamour.

Cindy Ray

Alberto Vargas fue uno de los dibujantes más notables del estilo pin up junto con Gil Elvgreen y George Petty.

Las chicas pin up nunca aparecían desnudas, al menos no totalmente. Ser una chica pin up representa el glamour y la elegancia, la sensualidad de lo sugerente. Lo que exceda esos cánones NO es pin up.

Se popularizaron durante la Segunda Guerra Mundial, aunque su origen es de los años 30 y hace referencia a una mujer con postura sensual y mirada y sonrisa pícaras.

Estos posters decoraron los barracones de los soldados cuando estaban lejos de casa, aportándoles un rayito de esperanza de pensar que a su vuelta encontrarían jóvenes tan bellas como aquellas «chicas de calendario», termino traducido de pin up “para colgar”.

En el mundo del tatuaje muchas tatuadoras y tatuadores tomaron y seguimos tomando la imagen de estas chicas como referencia para nuestros trabajos, como hizo Norman Keith Collins, conocido popularmente como Sailor Jerry, llevando a las chicas pin up a la piel de miles de hombres y mujeres que pasaron por su estudio en Honolulu.

Pero hoy os hablare de una gran artista y mujer, “nuestra” pin up tatuadora.

Su nombre real es Bev Nicholas, pero todos la conocerían como Cindy Ray.

Fue la primera chica pin up tatuada y tatuadora de Australia.

Se tatuó por primera vez en 1961, cuando abandonó su trabajo en una fábrica por que un fotógrafo, Harry Bartram le ofreció trabajo como modelo y este le dijo que su imagen sería más atractiva si tenía tatuajes. Se cuenta que fue este quien pago la mayoría de sus tatuajes para que luciera como pin up tatuada en sus fotos.

Tatuada por Danny Robinson con quien se casó y enseñó a tatuar, durante más de 44 años Cindy ha tatuado en miles de pieles.

Su imagen y glamour como chica pin up fue usada durante años por empresas de suministros de tatuaje, maquinas, libros, folletos, fotografía y posters e incluso para marcas de joyería. Muchas de estas empresas usaban su imagen sin remuneración económica para ella, en algunos casos no era consciente de que su imagen estaba siendo usada. Su imagen le aporto fama mundial pero no fue retribuida económicamente por su uso como ella merecía.

La exuberante rubia y tatuada Cindy Ray fue incluida en 2005 en el salón de la fama del tatuaje de San Francisco y en la Old School Tattoo Expo.

Tatuadora, modelo pin up y escritora, escribió varios libros entre ellos ‘Historia de una chica tatuada’, su libro autobiográfico.

Bev Nicholas se enfrentó hace cinco décadas, al hecho de ser una famosa mujer tatuada en una época donde apenas se veían mujeres con esas características, convirtiéndose en ocasiones, en una atracción de “freak show” ante la mirada atenta de personas que incluso estaban dispuestas a pagar por verla y fotografiarse con la famosa chica de calendario Cindy Ray.