José Miguel Luengo, secretario general del Partido Popular de la Región de Murcia. 

El interés general de los ciudadanos siempre debe ser el motor que guíe la acción política por encima de cualquier pretensión personal. En el panorama regional algunos no lo entendieron así y, en las cloacas de Moncloa, urdieron una  moción de censura contra el Gobierno regional en el peor momento de la pandemia y de la forma más ruin. El tiempo ha puesto a cada uno en su lugar y el efecto de la moción de censura ha acabado con la salida por la puerta de atrás del Gobierno de Sánchez del ministro al que se le atribuye la chapuza de moción con la que pretendían desestabilizar el Gobierno de López Miras. Después de cuatro meses, la Región de Murcia tiene un Gobierno más fuerte y sólido que impulsa la acción de la recuperación económica y es el dique de contención ante el castigo continuo hacia Murcia del Gobierno de Sánchez, el más radical de la democracia.

Alicia del Amor con componentes de Nuevas Generaciones

Cuando juramos o prometemos nuestro cargo, debemos tener presente que el interés general está por encima del interés particular. Precisamente eso es lo que ha demostrado la ya ex alcaldesa de Cehegín, quien ha sido todo un ejemplo de lo que en política debería imperar: diálogo, gestión, compromiso y, sobre todo, lealtad a su municipio.

De hecho, Alicia Del Amor ha trabajado para hacer de Cehegín el mejor lugar para vivir. A pesar de la dificultad que supone haber gobernado solo 9 meses sin los condicionantes de la pandemia, ha logrado en tiempo récord dar soluciones a retos cuya consecución se estaba demorando en el tiempo como el Plan General e impulsado otros como la construcción de un nuevo pabellón de deportes, el arreglo de la principal arteria de la localidad y  el proyecto ‘Cehegín Río’.

Alicia del Amor ha cumplido su palabra, porque en el PP, frente a lo que hacen otros partidos, sí cumplimos los pactos. La llegada de la alcaldesa al consistorio supuso un revulsivo por su actitud proactiva a la hora de solucionar los problemas reales de los vecinos. Así, volvió a abrir las puertas del ayuntamiento a todos los cehegineros quienes no lograban establecer comunicación con el anterior equipo de Gobierno por su dejación de funciones. Además, dio respuesta de forma eficaz a los proveedores que acumulaban facturas sin pagar en los cajones del ayuntamiento.

En el PP tenemos claro que, desde sus nuevas funciones, junto con su equipo, Alicia seguirá trabajando con la responsabilidad que le caracteriza por Cehegín. En 2023 el proyecto del PP volverá a ser el que dirija la gestión de Gobierno porque, si algo hemos demostrado durante este tiempo, es que la acción de Gobierno del PP es lo que el municipio necesita para seguir prosperando, ya que es el que mayor certidumbre ofrece a sus vecinos.

Al igual que seguirá avanzado Albudeite de la mano de su nuevo alcalde, Jesús García, quien junto con todo su equipo centrarán sus esfuerzos en crear nuevas oportunidades de empleo, mejorar las infraestructuras, apostar por una mejora en la gestión de residuos y avanzar en el desarrollo industrial del municipio. Un proyecto en el que le acompaña también José Luis Casales, quien entendió que el proyecto de Ciudadanos no era el que mejor defendía los intereses de los albudeiterios y apostó por incorporarse al PP.

Jesús García acompañado de dirigentes de su partido en su toma de posesión

En la toma de posesión de Jesús se comprometió a defender los intereses de los vecinos de Albudeite por encima de todo con honestidad y honradez, dos atributos que le definen a él y serán su sello de identidad en la hoja de ruta de la gestión municipal en los próximos dos años. El nuevo alcalde de Albudeite cuenta con un gran equipo que ha hecho un esfuerzo encomiable a base de mucho trabajo para revertir la difícil situación en la que nos hemos visto envueltos por la crisis sanitaria.

En resumen, que Cehegín y Albudeite están por encima de todo y el PP ha vuelto a demostrar estar a la altura de las circunstancias que exige el interés general.