AYUNTAMIENTO DE CEHEGÍN

La comunidad de Padres Franciscanos del convento de San Esteban y la Hermandad de la Virgen de las Maravillas, conmemoró ayer con una solemne eucaristía los 297 años de la llegada de la Patrona de Cehegín a la localidad, hecho que tuvo lugar el 25 de julio de 1725 y que constituye una de las efemérides más significativas y trascendentales de la historia local.

El Presidente de la Hermandad de la Virgen de las Maravillas

La misa fue presidida por David Martínez Robles, Vicario de la Zona Pastoral de Caravaca – Mula y en la misma estuvieron presentes el Guardián del convento, fray Emilio Martínez y Párrocos de Cehegín. También  contó este acto  con la asistencia del Alcalde de Cehegín, Jerónimo Moya, la Primera Teniente de alcalde, Alicia del Amor, miembros del Equipo de Gobierno y Corporación Municipal, así como del presidente de la Hermandad que rinde culto a la Patrona, Tomás Noguerol y los  nuevos miembros de su Junta Directiva, que fueron presentados en el transcurso de esta celebración.

Numerosos hermanos de la cofradía y fieles participaron en la celebración, que culminó con la presentación del cartel, que este año anuncia el novenario, y que tradicionalmente se realiza como prólogo a las fiestas de Septiembre. Ha sido diseñado por Juan Francisco Fernández.

Durante la homilía se recordó cómo la llegada a Cehegín de la Virgen de las Maravillas procedente de Italia, por encargo del franciscano Francisco Moreno, convulsionó la vida de la localidad, que pronto empezó a venerar a la imagen mariana con gran devoción.

La Virgen de las Maravillas es una talla napolitana del siglo XVIII, uno de los mejores exponentes del arte barroco de la Región de Murcia. Fue coronada canónicamente en 1925 y proclamada Patrona en 1927. Su festividad litúrgica se celebra el 10 de septiembre.