MICAELA FERNÁNDEZ

El municipio de Mula en busca de la mejora en la accesibilidad de sus espacios públicos. Esta es la máxima en la que ha venido trabajado en los últimos años la concejalía de Urbanismo del consistorio muleño con la disposición de accesos adaptados para las necesidades de personas con movilidad más reducida.

El titular del área, Francisco Javier Llamazares, afirma que “todavía queda mucho trabajo por delante, el casco antiguo tiene grandes pendientes que lo hacen inaccesible y quedan instalaciones públicas por adaptar. Con los recursos que disponemos, hay que hacerlo de forma progresiva, pero, trabajamos constantemente por ir haciendo de Mula un municipio más accesible e inclusivo”. Estas declaraciones vienen a raíz de una denuncia realizada por el grupo municipal de Ciudadanos que afirma que el Ayuntamiento “mantiene paralizadas nuestras iniciativas sociales, a pesar de estar aprobadas en Pleno”.

Todas las actuaciones que se han desarrollado en los últimos años, afirman desde Urbanismo, incluyen medidas encaminadas a mejorar la movilidad de las personas con discapacidad.

En este mismo sentido, explican que los proyectos que se están llevando a cabo cumplen con la normativa de accesibilidad y, “se trabaja para ir eliminando progresivamente las barreras arquitectónicas que suponen obstáculos para las personas con movilidad reducida”. Además, actualmente se están redactando dos proyectos, uno para el albergue juvenil que contará con habitaciones y aseos adaptados, y otro para adaptar el acceso, los vestuarios y aseos de las piscinas municipales que contarán, además, con una silla elevadora.

En cuanto a las zonas de juego infantiles, se ha firmado un contrato para el arreglo y la instalación de juegos adaptados en varios parques del municipio, trabajos que se iniciarán en breve.