CCOO-RM

El sindicato CCOO considera que existe un agravio comparativo en las medidas de protección ante los rebrotes de COVID-19 que se aplican a los mercados semanales que van en claro detrimento de su supervivencia como negocios.

Los pequeños comerciantes que plantan sus puestos en los diferentes mercados de la Región aseguran sentirse a merced de las decisiones de los alcaldes que regentan cada municipio.  Así mismo, a lo largo de la comunidad existen mercados que abren sin restricciones cada semana con el 100% de sus puestos. Otros, como los de Torre-Pacheco, Caravaca de la Cruz y Alcantarilla han cambiado la ubicación a las afueras de la localidad, con el perjuicio económico que ello conlleva, debido a la complicación que supone para sus compradores y compradoras desplazarse hasta allí. Por último, hay localidades, como Alhama de Murcia, que, directamente, han cerrado el mercado.

Los mismos han convocado movilizaciones con el siguiente calendario:

  • Día 3 de Agosto, Huelga en Caravaca de la Cruz.
  • Día 10 de Agosto, manifestación en Caravaca de la Cruz
  • Día 17 de Agosto, cacerolada en Caravaca de la Cruz.
  • Día 9 de Septiembre, manifestación en Alcantarilla.
  • Día 16 de Septiembre cacerolada en Alcantarilla.

Dentro de las acciones previstas por los comerciantes no se descartan hacer movilizaciones a nivel regional.

CCOO-RM recuerda que estos comerciantes han vivido unas duras restricciones en su actividad durante las diferentes fases del estado de alarma. Durante la primera fase, estos mercados, solo pudieron abrir con el 25% de sus puestos, en la segunda con el 50% y, al finalizar el estado de alarma, cuando pensaban que podrían trabajar con cierta normalidad se ven sometidos a la libre interpretación de los diferentes alcaldes.

Los comerciantes, que aseguran cumplir con todas las normas de seguridad que exige la situación derivada de la COVID-19, sienten que se les castiga y se les discrimina en comparación con los pequeños y grandes comercios que han podido abrir con una relativa normalidad desde antes del final del estado de alarma. De hecho, no comprenden cómo si las autoridades sanitarias recomiendan los espacios abiertos se penaliza a los mercados al aire libre.

CCOO-RM pide:

– Que el Gobierno Regional dicte normas, dentro de sus competencias, para regular las medidas de seguridad que se tomen en la actividad de los mercados semanales en toda la Comunidad.

– Que los diferentes ayuntamientos apliquen la coherencia a la hora de tomar decisiones en el área comercial en base a la seguridad aplicada para frenar los rebrotes de COVID-19.

– Que la Federación de Municipios se reúna, con carácter urgente,  con CCOO a fin de tratar los diferentes sesgos que aplican sus alcaldes.

CCOO-RM recuerda que en la Región de Murcia son más de 3.500 las familias que viven de estos mercados al aire libre y que, en palabras de Santiago Navarro,  Secretario General de CCOO de la Región de Murcia, “son demasiadas personas como para dejar su sostén económico al capricho de los diferentes alcaldes.”