Carta de los profesores del IES Pérez Piñero a padres y madres por el nombramiento del nuevo director del centro

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

PROFESORES IES EMILIO PÉREZ PIÑERO
Hola, esta carta que os mandamos hoy pretende hacerse desde la cercanía que implica el ser copartícipes en la educación de vuestros hijos y a la vez pilares fundamentales de un proyecto educativo común, y así ha de ser entendida.

PROFESORES IES EMILIO PÉREZ PIÑERO
Hola, esta carta que os mandamos hoy pretende hacerse desde la cercanía que implica el ser copartícipes en la educación de vuestros hijos y a la vez pilares fundamentales de un proyecto educativo común, y así ha de ser entendida.
Suponemos que quienes la reciban ya estarán al tanto de la situación en la que nos encontramos a 12 de julio de 2016. Por si alguien no es consciente, le informamos de que la Consejería de Educación y Universidades de la Región de Murcia nombró, de manera unilateral y sin contactar con absolutamente ningún representante de la comunidad educativa de este centro, a un nuevo director. Son varias las cuestiones que hacen de este nombramiento algo muy doloroso para nosotros.
En primer lugar, nos resultan muy llamativas las fechas en las que lo han hecho, cuando todos nosotros nos encontrábamos de vacaciones. Además, el anterior director tenía, desde mediados de mayo, el compromiso de un alto cargo de la Consejería de enviar personal de la inspección para que, a la vista de la información recabada en el propio centro y del resto de la comunidad educativa, se adoptara por parte del órgano competente la decisión del nombramiento de alguien que perteneciese al centro. A día de hoy seguimos esperando esa visita o incluso la recepción de alguna de las insistentes llamadas de nuestro anterior director. Por lo tanto, ellos sabían, porque así se les había notificado verbalmente, que antes de llegar a la situación de traer a un cargo que asumiera la dirección del centro, existían dos grupos de personas dispuestas a asumir esa labor. Como podréis comprobar, no se nos ha tenido en cuenta para una decisión tan transcendental, se nos ha ninguneado y, como consecuencia, a toda la comunidad educativa de este centro.
En segundo lugar, las características previas que ostentaba el nuevo director, sin ninguna experiencia en cargos directivos ni ningún curso de formación para directores, lo hacen carecer de los más mínimos requisitos para desarrollar de una manera capacitada este cargo. De este modo, si ellos hubieran mostrado algún interés por nuestro centro, cualquier componente del claustro con un mínimo de cinco años con plaza fija podría haber sido nombrado del mismo modo.
En tercer lugar, nuestro nuevo director es una persona totalmente ajena al centro, a Calasparra, a su gente y a su día a día. Es un extraño para todos nosotros. Tenemos además la intuición, al haber sido nombrado a dedo y de esta forma tan poco democrática, de que han sido otros los motivos que han llevado a la Consejería a nombrarlo y a él a aceptar. Esto que acabamos de esgrimir puede resultar muy duro, porque sería la evidencia de que están utilizando nuestro centro educativo, el de vuestros hijos, para algo que debe quedar siempre alejado de todo lo que rodea al mundo de la enseñanza.
Una vez que os hemos expuesto la situación, queríamos trasladaros la doble intención de esta carta. Por una parte demostraros la gran preocupación e inquietud que nos inunda ante las decisiones que pueda tomar en su mandato y también ante el hecho de que ha sido la administración, no el centro educativo, a través de sus mecanismos democráticos, quien ha designado al nuevo director. Este hecho puede resultar a nuestro parecer muy grave, ya que, desconocemos si priorizará los intereses de los alumnos como así han hecho las últimas juntas directivas de nuestro centro o por el contrario el cargo será llevado a cabo como un mero gestor a las órdenes de sus superiores. Volvemos a recalcar que un centro educativo es un espacio muy complejo, cuya finalidad última es la educación de nuestros alumnos, de vuestros hijos. Es por ello que ni entendemos ni compartimos esta deriva hacia lo burocrático e incluso lo empresarial hacia la que podríamos dirigirnos.
Por otra parte queremos haceros partícipes de la necesidad de estar unidos y luchar contra esta injusticia. De lo que debemos ser conscientes es de que somos nosotros, profesores, padres y alumnos los que construimos con nuestro esfuerzo, nuestras preocupaciones y nuestro interés lo que es y representa el IES Emilio Pérez Piñero. Debemos ser conscientes de que ellos viven en un mundo paralelo en el que todos nosotros somos tan solo números, cifras. Debemos ser conscientes de que nosotros sí conocemos este barco y estamos dentro y que debemos remar juntos.
Por último, deciros que nosotros podríamos haber asumido esta situación sin rechistar, posiblemente otro tipo de centro lo hubiera hecho, siguiendo con nuestras vacaciones y trasladando una situación de normalidad que no se correspondía con la realidad. Sin embargo, creemos que el IES Emilio Pérez Piñero tiene algo que se llama dignidad, una dignidad que nuestros alumnos deben aprender a usar como escudo y a la vez como lanza ante causas tan injustas como estas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *