MICAELA FERNÁNDEZ

Estamos en unas fechas entrañables donde la solidaridad y bondad de todos es más necesaria que nunca. Fechas de fiesta, reuniones en torno a una buena mesa y de alegría pero, no todos disfrutan de estas fechas por igual. La dura situación vivida en los últimos años ha hecho que las diferencias entre ricos y pobres se alejen aún más de lo que ya estaban y hayan situado a personas que vivían de forma humilde en la necesidad de tener que recurrir a los demás para poder sobrevivir.

Para contribuir a la mejor calidad de vida de estas personas y para todos aquellos que en algún momento se hayan visto la necesidad de pedir ayuda, Cáritas está presente en todas las parroquias de la Región de Murcia para atender las necesidades de todas aquellas personas que lo deseen. Las aportaciones económicas, en productos y voluntariado sigue siendo vital para que este entramado de ayuda y solidaridad siga latente.

José Antonio Planes se encuentra al frente de la dirección de Cáritas y nos habla de cómo se presentan estas fiestas Navideñas y cómo colaborar en la campaña de Navidad.

En estas fechas celebramos el nacimiento del niño Jesús que marca el inicio de la historia de la salvación. Creemos que son unas fechas muy apropiadas para recordar que hay algunos hermanos que lo necesitan, que lo están pasando mal y todas las desavenencias que venimos arrastrando desde hace años conforma esa necesidad.

Planes nos cuenta cómo fue la presentación de la Campaña Navideña de Cáritas. Lo hicimos en la Torre de la Catedral de Murcia al atardecer, cuando se veía iluminada toda Murcia y cada uno de esos destellos de luces fue un recuerdo de ese golpeo a los corazones que tenemos que hacer para que recuerden que hay muchas personas invisibles pero que necesitan ayuda.

Para Cáritas es importante poder ofrecer apoyo en la alimentación, vestido y necesidades básicas, pero es cada vez más destacada la labor que desarrollar con los programas de acción social. “Es clave resolver la pobreza y la exclusión, es la educación de empleo y para eso vamos estamos desarrollando iniciativas como el Taller de Infancia de Jumilla, que es un acompañamiento individual para etender a niños de madres que trabajan en el campo y estará abierto de 5 de la mañana a seis de la tarde, así como las escuelas para que niños adopten el currículo académico necesario o para aquellos jóvenes que les evite echarse a la calle y continuen sus estudios el mayor tiempo posible”.

“Estamos llevando a cabo inicativas interesantes en Moratalla con acciones de búsqueda de empleo, en Cehegín se está impartiendo formación para conciliar el servicio doméstico o en Caravaca de la Cruz donde de los trece participantes en uno de los talleres formativos y de orientación de empleo, cuatro de ellos ya están empleados y, todo esto te anima a continuar con esta labor, contribuyendo a acciones formativas de orientación laboral y asistencia a las familias, creo que es nuestro principal objetivo actualmente”, explica el director de Cáritas, “ya que la demanda está dejando de ser recibir sin dar nada, ya que las personas que se acercan a nosotros tienen mucho por ofrecer y por lograr esa estabilidad tan necesaria para poder alcanzar el bienestar de ellos y sus familias”.

Sin embargo, poner en funcionamiento todas estas acciones implica contar con muchas personas colaborando y realizando labores de voluntariado. Cáritas cuenta actualmente con 3.000 voluntarios presentes en 163 parroquias distribuidas a lo largo de toda la Región y con una excelente relación y coordinación con los Servicios Sociales de todos los ayuntamientos sin importar el color político.

De ahí que nuestra Campaña de Navidad sea importante pero, es más importante todavía la actividad que se desarrolla a lo largo de todo el año y para ello necesitamos el apoyo de todos los murcianos.

Y cómo hacerlo, pues con pasos muy sencillos. En la página web de Cáritas Región de Murcia existen dos líneas de donación: una única aportación o una cantidad periódica. Además también contamos con una zona de voluntariado donde poder entrar a formar parte del colectivo de Cáritas. También, a través de la Caixa contamos con una tarjeta que puede adquirir cualquier persona pertenezca o no a esta entidad mediante la que Cáritas recibe un 0,7 por ciento de donación por los cargos que se hagan a la tarjeta, o lo que es lo mismo, de cada 1.000 euros que se gaste en compras, 7 euros serían para Cáritas. La suma de muchas miles de tarjetas supondrían una cantidad muy importante para nostros.

José Antonio Planes nos cuenta que en 2020 el índice de donaciones fue muy generoso. Si en 2019 atendíamos a 72.000 personas, en 2021 llegamos a las 93.000 personas y este año todavía no se han cerrado los datos, pero seguro que el número ha seguido creciendo y, Cáritas ha respondido muy positivamente a las necesidades.

Para una persona que nunca ha recurrido a pedir ayuda a los demás, es difícil tener que enfrentarse a ello. En el primer contacto se recoge información sobre la persona y se verifica su situación. A partir de ese momento se entabla una relación y apoyo a la familia porque, no es sólo dar una bolsa de la compra, es acompañar a la familia en sus necesidades, ver cómo está el empleo al que podrían acceder, cómo van los niños en los estudios… es un acercamiento real y un proyecto de ayuda individualizado.

Además, desde Cáritas, con la Comunidad Autónoma está generando y gestionando un programa de ayuda para aquellas familias que tienen que hacer frente al alquiler o pago de sus viviendas y a otras necesidades básicas.

Este mes de enero, nos cuenta, empieza la segunda edición de la escuela de conductores. En su primera edición once personas recibieron la formación y carné de conductor de tráiler acercándolos a las necesidades del mercado laboral. Para el próximo año, además, se trabaja en la puesta en marcha de un Taller de instalaciones fotovoltaicas. Lo importante es seguir mostrando la valía y que las necesidades actuales dejen de ser alcanzando y superando retos.

Donativo de la empresa Marín Giménez Hnos. a Cáritas

Hay instituciones, empresas privadas – en la fotografía donación de la empresa Marín Giménez para Cáritas- y particulares que siguen creyendo en la importancia de la donación y, claramente, esta es vital para seguir manteniendo ese día a día tan necesario para estas familias.