PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

FOTO: MARCOS SALVADOR ROMERA

Se celebraron, el pasado fin de semana, las “VII Jornadas del Bonito del Norte” que impulsa el “Restaurante Casa Menéndez”, de Águilas, establecimiento de cocina asturiana en el que sus dueños, Teresa Lastra y Bautista Menéndez, rinden tributo a la cocina más selecta y deliciosa de la tierra que les vio nacer.

Se entregaban tres galardones como “Bonito del Norte”, los dos tradicionales y un tercero, igual de relevante, capítulo que el año pasado se inauguró con la denominación de “Pueblo Ejemplar”, recayendo en Lorca, mientras que, ahora, ese reconocimiento, ha tenido como destinatario a Caravaca de la Cruz en su “Año Santo Jubilar”. Tras la excepcional comida, con el bonito del norte como protagonista en diferentes elaboraciones, Bautista presentó a los comensales y disertó sobre sus valores y aportaciones a estas jornadas que la casa ofrece y que, este año, son especiales al cumplirse el décimo aniversario de andadura del establecimiento. Comentarios sobre su “aterrizaje” en Murcia para iniciar su singladura comercial en nuestra tierra, extremo para el que sacrificaron otro establecimiento de semejante naturaleza que les funcionaba de maravilla en las fresquitas latitudes del Principado. Pero les motivó la luz murciana y ese claro empeño por divulgar las virtudes culinarias que ofrece su tierra.
Compromiso para el “Festival de Gaitas”
Presentó a los distinguidos para proceder a la entrega de los galardones, recordando que, este año, no se había podido contar, pese a celebrarse el mítico décimo aniversario, con la “Banda de Gaitas Mozos del Convento”, de Lorca, por unas imprevistas adversidades que lo habían impedido. El espíritu de recíproca colaboración, no obstante, continúa intacto. Aprovechó Bautista, incansablemente, para solicitar a las autoridades, como ya tiene por costumbre, la creación del “Festival de Gaitas del Mediterráneo”. Y recibió, en esta ocasión, compromisos serios para caminar, en esa dirección, por parte del alcalde de Caravaca de la Cruz, José Moreno Medina, así como del ex-alcalde de Lorca y actual consejero regional, Francisco Jódar Alonso.
Ana Paz Paredes, periodista que siente las costumbres asturianas
La primera en recibir su galardón fue la periodista asturiana Ana Paz Paredes González, cuya entrega corrió a cargo de Teresa Lastra. La comunicadora agradeció las atenciones recibidas y, sobre todo, “que se hayan acordado de asignarme un premio en un lugar del que estamos separados unos mil kilómetros”. Agradeció a las personas que habían hecho posible que disfrutara de Caravaca de la Cruz, de Moratalla y de los diferentes lugares que había visitado y que tenía pendiente de recorrer durante su estancia aquí, ya que con guías de tanto lujo es fácil conocer muchas cosas en poco tiempo. Tuvo palabras de gratitud para su marido por apoyarle en su trabajo y comprenderla constantemente, así como a los amigos que le acompañaban en este estupendo viaje. Y animó a las autoridades a realizar, como periodista dedicada al mundillo culinario y escritora de libros de esa materia, unas jornadas “astur-murcianas” para fortalecer las cocinas de ambos lugares y, desde luego, propiciar estos encuentros por los múltiples encantos de las dos tierras”.
Isabel Navarro López dedicó el galardón a su esposo
Isabel Navarro López, comunicadora, colaboradora en medios radiofónicos y escritora, igualmente, de libros de cocina con exquisitos recetarios, recibió su galardón, con el que manifestó sentirse encantada, de manos de las concejalas aguileñas, Isabel y Lucía. Remarcó su vínculo con Asturias, por razones familiares de peso, que le ligaron a aquella tierra y elogió los “milagros” que en la mesa son capaces de realizar Teresa y Bautista. Dedicó el galardón a su esposo, el artista Marcos Salvador Romera, a quien agradeció el impulso que le genera para escribir y apostó por la gastronomía como reclamo turístico de gran potencial, animando a las autoridades a defenderla y apoyarla. Las concejalas le respondieron que, efectivamente, la cultura y la gastronomía van muy unidas y los mejores negocios se hacen alrededor de una buena mesa con una excelente comida.
“Encantado de recibir el galardón de manos de un alcalde veterano, trabajador y luchador en momentos difíciles” (José Moreno Medina).
El galardón de Caravaca de la Cruz fue recibido por su alcalde, José Moreno Medina, y entregado por el consejero Jódar Alonso, lo que agradeció el mandatario caravaqueño por recibirlo de un alcalde veterano, trabajador y luchador en momentos difíciles. Remarcó su compromiso con el Certamen de Gaitas. Recordó que César, su hijo de seis meses, ya había probado “les fabes” de Teresa y agradeció a las concejalas locales su acogida. Desveló su pasión por el Norte, en general, y por Asturias, en particular. Y señaló que la gastronomía es muy evocadora y el elemento del turismo que más compromete al visitante, por lo que precisa de máxima atención. Agradeció el galardón y manifestó su orgullo de ser caravaqueño, de gozar de esas fiestas locales, de la bendición del “Año Jubilar” y de todas las virtudes de su municipio. “El éxito del fortalecimiento jubilar –dijo- reside, esencialmente, en que los vecinos, especialmente, y los murcianos, en su conjunto, nos lo tomemos en serio y le otorguemos la importancia que ya le concedemos”. Por ello, “invito a todos a visitarnos y, quizás, el festival de gaitas pueda ser un motivo”.

Francisco Jódar felicitó a Teresa y Bautista y aseguró que “si habéis conseguido tal éxito gastronómico y empresarial, ¿cómo no vais a lograr el festival, en el que os garantizo que voy a poner todo de mi parte?”. Los galardonados se colocaron la montera picona asturiana y el pañuelo azul del Principado. Bautista animó a Jódar a que, como el año anterior, hiciera uso del azul pañuelo, pese a ser “blanco” en su adscripción festiva lorquina. Las poesías de Marcos Salvador Romera, pusieron colofón al entrañable acto. Buenos días.