JAIME PARRA

Bajo el lema ‘Descubre tu camino’ se han englobado las actividades que, paralelas a los actos religiosos del  Año Santo,  ha organizado el Gobierno regional presidido por Pedro Antonio Sánchez,  quien ha asegurado que éste está llamado a ser uno de los acontecimientos turísticos y sociales más relevantes del próximo año en España.

-¿Qué  representa para la Región de Murcia el Año Santo de Caravaca de la Cruz?

– Es un año diferente y especial vinculado a la fe. El Año Santo situará a la Región entre las principales rutas de peregrinación del mundo. Será un evento que permitirá dar a conocer la vida de una comarca y de una región única. Sin duda, Caravaca de la Cruz va a ser fundamental en el objetivo que nos hemos marcado de desestacionalizar nuestro turismo porque proyectará de forma internacional la imagen de esta ciudad. Queremos que la Región de Murcia sume al gran proyecto de turismo religioso que España es y representa.

-¿Cómo se ha apoyado desde el Gobierno regional este acontecimiento tan importante para Caravaca de la Cruz?

– Será un año de sorpresas y novedades en toda la comarca. Pondremos en valor todo lo que la Región de Murcia tiene, el desarrollo turístico del interior y la hospitalidad de esta tierra. Ofreceremos lo mejor que tenemos. Estamos preparados para superar las cifras de años anteriores y recibir a un gran número de visitantes que estoy seguro que vivirán una experiencia inolvidable. Hay preparadas más de un centenar de actividades que son el inicio de una gran propuesta programática transversal y variada en cultura, naturaleza, gastronomía, tradiciones, historia, y como fondo, el culto, la devoción y la fe. Caravaca tiene que ser un proyecto estratégico y turístico todo el año, y hemos coordinado todos los esfuerzos para que sea un éxito.

¿Qué es el Camino del Levante y cómo se complementa con la Vía Verde?

-El Camino del Levante es el primer camino de la cruz. Es uno de los atractivos del Año Jubilar que está enfocado a la espiritualidad y al reencuentro. Se trata de 118 kilómetros a lo largo de seis municipios que forman este trayecto dividido en cinco tramos que transcurren, en su gran parte, por la Vía Verde. Se han acondicionado caminos, rutas y senderos para que todo el recorrido hacia la Vera Cruz sea especial. En estos trayectos hay más de un centenar de puntos de interés entre iglesias, monasterios, norias, museos o parajes singulares. Caravaca de la Cruz es la meta de este camino que va más allá del ocio; es experiencia, cultura, esperanza y fe.

-¿En qué consiste la Fundación Camino de la Cruz?

-El Año Jubilar es un proyecto de todos y la Fundación Camino de la Cruz ha sido básica para la gestión de esta estrategia. Nos ha permitido hacer posible esta gran realidad.  Gracias al Gobierno de España se ha facilitado el mecenazgo con ventajas y beneficios fiscales para quienes quieran colaborar en su promoción. Numerosas empresas están colaborando en la difusión de este evento a través de esta fundación y sus patronos, a los que agradezco toda su colaboración.

-Aunque ya no podrá ser en 2017, la Comunidad Autónoma se ha volcado para que la Fiesta de los Caballos del Vino sean Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, ¿confía en que para 2024 entren en la lista de la UNESCO?

-Las fiestas de Caravaca de la Cruz están ya declaradas de Interés Turístico Internacional y estamos también trabajando para que la Unesco las declare Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Se está haciendo todo lo posible con el Gobierno de España y el Ayuntamiento para que sea así. Desde luego cuenta con todo nuestro apoyo. Sin lugar a dudas, Caravaca debe tener más proyección internacional y el Año Jubilar nos ayudará a conseguirlo. Este municipio está en el corazón del proyecto estratégico de la Región en el ámbito internacional de la cultura y del turismo.

¿Tuvo la oportunidad en 2010 de ganar el jubileo? ¿Qué le parece la experiencia de peregrinar a Caravaca?

-Fue una experiencia única hacia la Cruz, a la que tengo una especial devoción. A todos les propongo realizar este ejercicio de peregrinaje. Les invito a que vivan con toda la intensidad estos momentos de ilusión que nos ofrece este año, que nos ayudan a crecer por dentro y por fuera. Caravaca es una de las cinco ciudades santas del mundo desde que en 1988  San Juan Pablo II  le concediera a Caravaca el privilegio de celebrar su Año Jubilar. Vamos a ubicar geográfica y espiritualmente la Cruz en el lugar que, por derecho y tradición, le corresponde.

-¿Cómo vivirá este Año Jubilar?

-La Cruz de Caravaca es un signo que está presente en mi vida y en la de mi familia.  Representa la fe de muchas generaciones y tiene toda mi devoción y respeto.  Caravaca es cruce de culturas y una tierra de espiritualidad que debemos vivir aún más aprovechando lo que este año significa. Tenemos una nueva oportunidad de disfrutar de esos momentos inolvidables que nos ofrece esta ciudad y toda su comarca. Con el Año Jubilar, haremos que 2017 sea inolvidable en las vivencias de fe, de sensaciones nuevas y de espiritualidad. Es un gran proyecto que acaba de empezar. Les invito a encontrarnos con la cruz y descubrir cada uno nuestro propio camino.