CARM

Caravaca de la Cruz dispondrá de un nuevo parque de bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento, según indicó hoy la consejera de Transparencia, Participación y Administración Pública, Beatriz Ballesteros, que visitó hoy el municipio para avanzar en el proyecto del futuro parque de bomberos de la ciudad.

Tras reunirse con el alcalde, José Francisco García, ambos acordaron avanzar en la búsqueda de un espacio que permita construir unas nuevas instalaciones, dependientes del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia (CEIS), que den cobertura a toda la comarca del Noroeste.

Ballesteros apuntó que “se trata de una infraestructura necesaria que necesita dotarse de las últimas tecnologías y que sirva como parque de referencia para la lucha contra posibles incendios forestales, dada su ubicación, situado a pocos kilómetros de distancia de la mayor extensión de masa forestal de la Región de Murcia y su radio de influencia, que alcanza los municipios de Moratalla, Calasparra, Cehegín o Bullas”.

El objetivo es mejorar la localización de las instalaciones, de forma que se reduzca el tiempo de respuesta y, por tanto, se pueda llevar a cabo una reacción más ágil y eficaz a todos los municipios consorciados, que abarcan un total de 2.374 kilómetros cuadrados.

El actual parque data del año 1982 y fue cedido al CEIS por el Ayuntamiento de Caravaca en 1990. Se ubica en la zona norte del municipio, por lo que los vehículos de emergencia deben atravesar el casco urbano cada vez que tienen que desplazarse a otras localidades de la zona.

Actualmente el parque de bomberos de Caravaca da cobertura al cinco por ciento del total de intervenciones anuales de los bomberos del Consorcio. Cuenta con 20 bomberos, cinco cabos y un sargento y dispone de dos vehículos de autobombas urbanas, un nodriza urbano, una autobomba rural pesada y un vehículo de altura con brazo de 21 metros.

Nuevos vehículos nodriza multifuncionales

A estos medios se suma ahora un vehículo nodriza forestal, que también cumple funciones de quitanieves en caso de necesidad. Se trata de una de las dos adquisiciones, de similares características, del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia y que prestarán servicio en los parques de bomberos de Caravaca de la Cruz y Cieza.

Estos camiones de dos ejes disponen de una capacidad de carga de agua de 6.500 litros y disponen de la opción de incorporar una pala quitanieves para trabajar en la comarca del Noroeste, como ocurrió hace tan sólo unas semanas durante la borrasca ‘Gloria’.

La inversión de ambos supera los 575.000 euros y su manejo requiere de cursos formativos específicos, que vienen recogidos en el plan integral formativo del CEIS.