Repartidores de El Noroeste de APCOM.

Esta semana hemos cambiado los papeles y somos nosotros los periodistas y nuestro compañero Enrique Soler el protagonista de esta historia.

Ha sido un poco diferente porque nos han faltado a la hora de la entrevista algunos compañeros, pero los que estábamos hemos hecho las preguntas que habían preparado… Así que una vez más, nos adentramos en otra vida, en otra historia que forma parte del periódico… Empezamos con las preguntas.

Ana  Isabel:

Preséntate a los lectores.  Me llamo Enrique Soler y tengo 41 años. Estoy casado y soy padre de dos hijos que se llaman Enrique y Pilar. Y bueno… Mis aficiones entre algunas otras está pasear, salir por el campo, ir al monte y sobre todo la fotografía.

¿Cuánto tiempo llevas en el periódico? Pues yo en el Noroeste empecé a colaborar por el año 2008 o 2009. Primero hacía colaboraciones puntuales, después me encargué de municipios y ahora me encargo también de la maquetación y el diseño.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? Lo que más me gusta son contar las historias, las cosas buenas que le pasa a la gente, eso sobre todo. Como sabéis el Noroeste es un periódico que cuenta la realidad de lo que está pasando en la sociedad, antes era solamente de la Comarca del Noroeste y ahora como ya sabéis, de la Comarca del Noroeste y el Río Mula. Y bueno lo que más me gusta siempre es contar las historias… Las buenas historias que le pasa a la gente. 

Francisco Ignacio:

¿Tienes ganas de volver a ver el periódico en papel?

Pues la verdad es que tengo muchas ganas de volver a ver el periódico en papel y de que se vuelva a repartir y que vuelva a recorrer la Comarca del Noroeste y de Río Mula. Espero que la gente lo acoja con la misma pasión que antes de esta pandemia… Ahora ha tocado hacerlo digital pero tengo muchísimas ganas de volver a verlo impreso.

¿Crees que es importante el trabajo que realizamos en el periódico?

No es importante, es fundamental. Vosotros sois una parte imprescindible de esta cadena humana que forma el Noroeste. Tan imprescindible como la imprenta o como los que vamos a cubrir actos porque sois al final los que lo lleváis a cada casa, a cada bar a cada sitio para que se lea y por eso sois una parte fundamental.

Antonio:

¿Qué fue lo primero que publicaste en el periódico? ¿Te acuerdas?

Si no recuerdo mal, me parece que la primera publicación fue un viaje a Roma en el que acompañé a la Cofradía para participar en un encuentro con el Papa, con Benedicto XVI.

¿Cómo empezaste en el mundo del periodismo?

Empezó la cosa como un hobby, fue allá por el año 2005-2006… Empecé como fotógrafo, trabajaba en la Opinión y en algunas agencias deportivas y durante los primeros años lo que estuve haciendo fue periodismo deportivo, sobre todo cubriendo la segunda división B en Murcia y en Andalucía.

¿Y en el mundo de la fotografía?

El mundo de la fotografía y yo, casi casi, hemos ido de la mano durante toda mi vida. Pues mira, cuando hice la comunión, cuando tenía 9 años, un fotógrafo que yo quería muchísimo y que mi familia apreciaba muchísimo que era el Chavo, el Simón, me regaló una cámara de fotos. Y la verdad que desde aquel momento pues me ha acompañado a lo largo de toda mi vida… Primero como hobby, luego como pasión y ahora de manera más profesional.

Mari Cruz:

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

La verdad que este oficio la peor parte es que tienes poco tiempo libre. Pero bueno, el poco tiempo libre que me queda lo que intento es pasarlo con mi familia.

¿Qué mensaje mandarías a los lectores?

Que no compran un mero producto, que compran algo que es suyo. El Noroeste es algo de todos y cada uno de los habitantes que residimos en estas dos comarcas. Es un medio de comunicación cercano en el que, como os decía antes, pues contamos las historias de las personas y yo creo que es algo que durante más de estos 25 años lo que hemos tratado es hacer que sea de la sociedad.

Todos:

Como ya es casi tradición al final de la entrevista nos quedamos charlando un rato, bromeando en que Paco Marín tiene que organizar una comida para juntarnos después de todo esto…  También, Enrique nos ha mostrado las ganas que tiene de volver a vernos y de volver a ver el periódico en la calle. Y es que amigo, gracias por dedicarnos tu tiempo, porque esta vez nos ha tocado hacer tu papel y esperamos que todos los lectores disfruten leyéndonos tanto como hemos disfrutado haciendo esta entrevista.