Las empresas de calzado murcianas organizadas en torno a la asociación Calzia – Yute de Caravaca celebran la reciente firma del acuerdo de libre comercio UE-Japón llevando una exhibición de artesanía y cosido de calzado con una participación record y la presencia de una decena de marcas. Shoes From Spain, organizado por FICE (Federación de Industrias de Calzado Español) con la colaboración de ICEX (Instituto de Comercio Exterior), es el evento más importante para el calzado español en Japón y celebra su 32a edición del 23 al 25 de julio. La exposición está dirigida a público profesional y prensa especializada. Los expositores presentan en primicia al mercado nipón las colecciones de primavera-verano 2020 en el recinto EBiS303 del distrito Shibuya, centro neurálgico de la ciudad donde se concentran las sedes y oficinas de muchas empresas de moda en Tokio.

Las marcas participantes en la misión son: Carmen Saiz (Moratalla), LofsShoes (Murcia), Yutewalk, Casteller, Picón, Kanna, Maypol, Pinaz, Lollans y Yute de Caravaca (Caravaca de la Cruz).

El tratado de libre comercio entre la UE y Japón entró en vigor el 1 de febrero de 2019. Desde entonces, ha desparecido el tradicional sistema de cuotas vigente para el calzado en piel. Por otro lado, los aranceles para toda tipología de calzado se reducirán anualmente hasta llegar al arancel cero en 10 o 15 años, en función de la partida arancelaria. La liberalización del comercio suele tener un impacto positivo en las exportaciones españolas de calzado. Así, las exportaciones a Corea del Sur han aumentado más de un 500% en volumen y 450% en valor desde la entrada en vigor del tratado de libre comercio en 2011.

Y una situación similar está ocurriendo con Canadá tras la firma en 2017 del acuerdo CETA: las exportaciones españolas al país norteamericano han ascendido un 20% en pares y 23% en valor solo en 2018. Por otro lado, las exportaciones de calzado español a Japón superaron los 34 millones de euros en 2018. El calzado en piel, de mayor valor añadido, presentó una evolución positiva con un crecimiento anual del 11%. Se espera que la nueva relación comercial con Japón sea un revulsivo a corto y medio plazo para las exportaciones de calzado español, ya que se abaratará el coste del producto y desaparecerán los intermediarios que no aportan valor a la cadena de suministro.

El mercado nipón tiene gran importancia para nuestro sector de calzado, tanto por su alto nivel de renta como por la propensión al consumo de productos que aúnen valores como la artesanía, el diseño y la sostenibilidad. Además, funciona como puerta de entrada al continente asiático, ya que el resto de los países del entorno se nutren de las tendencias de moda vigentes en Japón.