MARIANA PÉREZ ALMAGRO

Como forma artística el tatuaje decora nuestros cuerpos con nuestras vivencias e historia, pero también es empleado para cubrir cicatrices, cloaking de estrías, maquillaje permanente y tatuaje oncológico reconstructivo.

Otra opcion de tatuaje reconstructivo realizado por Mireia Ortega

Otra opcion de tatuaje reconstructivo realizado por Mireia Ortega

Como punto final del proceso tras una mastectomía, se realiza el tatuaje de areola y pezón, trabajo llevado a cabo por tatuadores profesionales especializados como Mireia Ortega, una joven tatuadora catalana de 25 años, referente a nivel nacional en esta técnica.

Mireia comenzó a tatuar con 18 años a nivel artístico y pronto se interesó en el tatuaje paramédico realizando cursos especializados para ello, y, como si de un científico se tratara, siguió estudiando e investigó y perfeccionó su técnica mediante el ensayo, utilizando sus conocimientos artísticos como diseñadora y aplicándolos al tatuaje, creando una naturalidad y delicadeza únicos. La importancia del trato con los clientes que requiere este servicio es fundamental.

La atención personalizada y la dulzura con la que Mireia trata a sus pacientes con un ambiente de trabajo agradable y tranquilo, crea una conexión especial con ellas, en el caso de tatuaje oncológico, que salta a la vista en el resultado y éxito de sus trabajos, borrando cicatrices no solo a nivel físico.

Por mi experiencia personal como tatuadora en la realización de este tipo de tatuaje, admiro y exalto el respeto y la sensación de paz que Mireia me transmite cuando me habla de su trabajo.

Esa sensación de gratitud y superación que inunda nuestros centros de trabajo tras la realización de un tatuaje reconstructivo, cuando la clienta se mira en el espejo y contempla su imagen completa, tal y como lo era antes de sufrir un cáncer de mama.

Esta dura enfermedad no tiene edad, puede pasar a mujeres de 40 años o incluso en mujeres adolescentes, como es el caso de una de las anécdotas que Mireia me cuenta. Una historia muy especial, de una niña apenas desarrollada como mujer, que con tan solo 11 años sufrió esta enfermedad, por su edad y en la época en la que fue operada, su pecho no fue reconstruido y pedía a su hermano que pintara con rotulador sus pezones cuando en el colegio tenía que desnudarse en las duchas. Mireia por fin pudo tatuarle los pezones e impregnarse del aprendizaje que esa mujer le transmitió a través de su experiencia.

Esta gran profesional trabaja en varias clínicas y estudios de tatuaje en España y Europa, como tatuadora artística, estética y tatuaje paramédico, colaborando actualmente en Alemania, Valencia, Granada, Barcelona y en uno de los mejores centros especializados en cirugía plástica de nuestro país, IM Clínic, en Sant Cugat del Valles.

El tatuaje reconstructivo es sin duda necesario, tanto a nivel físico como psicológico, que debe ser realizado única y exclusivamente por tatuadores profesionales especializados en esta técnica.

Aconsejamos a quienes requieran de este servicio, se dirijan únicamente a tatuadores profesionales especializados, ya sea en estudios de tatuaje o en centros médicos, y que se cercioren previamente del resultado y referencias del profesional al que acuden.