IES ALQUIPIR

La jornada del pasado jueves 17 comenzaba con la acogida del alumnado en las dependencias del instituto. A las 9:30 h fue la recepción de los alumnos que se incorporaban por primera vez a los estudios de secundaria, los alumnos de 1º ESO, y a las 10:30 h para el resto de enseñanzas.
Tras esto, comenzaba el acto inaugural presidido por el Equipo Directivo, que ha dado cuenta de aspectos significativos para el curso 2015-2016: número de alumnos matriculados, enseñanzas impartidas, talleres en horario no lectivo, que es una de las señas de identidad del centro… Este curso se continúa con programas ya existentes: programa de inteligencia emocional, programa de atención al alumnado de altas capacidades, programa bilingüe con campamentos en inglés y actividades de inmersión lingüística. A este respecto este instituto ha sido uno de los solo tres centros seleccionados de toda la Región de Murcia, tras presentar un proyecto, otorgándole 25 becas del Ministerio de Educación para la inmersión lingüística; además participará en el programa Erasmus Plus con diferentes países de Europa. Después de esta presentación por parte del Equipo Directivo, el verdadero protagonista del acto fue Bartolomé Sánchez Pérez, alumno que el curso pasado acabó 2º Bachillerato en el IES Alquipir y que realizó y superó las pruebas de acceso a la universidad. Él ha sido el que de manera emotiva y muy ilustrativa ha inaugurado este curso que ahora comienza. Bartolomé, conocido como Bart, es un gran deportista, piloto de motociclismo, su trayectoria está avalada por diversos premios entre los que destaca el subcampeonato de España; carreras en Moto2 y su participación en el circuito Suzuka de Japón. Ha mostrado su palmarés con un vídeo en el que se presenta como un chico joven, que tiene muy claro lo que significa el deporte para él, pero también los estudios, con los que ha alternado su gran pasión, las motos. En su intervención ha recalcado varias veces que con esfuerzo, tesón y dedicación todo se puede conseguir, lo importante es ser perseverante en aquello que nos apasiona y nos motiva, lo que nos hace felices.
Para finalizar el acto el grupo teatral «Improvivencia» realizó una pequeña interpretación basada en la creatividad y la improvisación, haciendo las delicias del público al que hizo participar activamente durante el tiempo que duró la actuación.