JOSÉ CARLOS GÓMEZ/CONCEJAL DE TURISMO EN EL AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

El año 2020 ha marcado un antes y un después en el turismo de Caravaca. Tras la situación vivida asediada por la pandemia, nuestra ciudad está llamada a asumir retos que este equipo de Gobierno va a rentabilizar para el fomento de la marca turística Caravaca de la Cruz.

Es por eso que retomamos la “nueva normalidad” con uno de los eventos más esperados y punteros turísticamente hablando, de la ciudad. El Mercado Medieval vuelve a Caravaca en una edición cargada de ilusión y que, sin lugar a dudas, será una de las mejores ediciones de este evento tras el paréntesis del pasado año.

Durante el puente de la Constitución y la Inmaculada, se celebrará la edición número 17, la cual contará con más de 200 artesanos y numerosas actividades que se sucederán por todo el recinto y su entorno, en un recorrido circular para facilitar la asistencia del público.

A partir del 4 de diciembre a las 12:00 horas, con el pasacalle inaugural y el pregón, Caravaca volverá al Medievo durante 5 intensos días, y se llenará de guerreros medievales, bufones de la corte, alquimistas, danzarinas y músicos, con un repleto programa de actividades para todos los públicos, que hará las delicias tanto de los vecinos de Caravaca como de los visitantes que arriben durante esos días a nuestro municipio.

El evento regresa en todo su esplendor, aunque adaptado a las circunstancias y con todas las medidas de seguridad dictaminadas por las autoridades sanitarias, en una ubicación con espacios más amplios y abiertos con el fin de adaptarse a la situación.

Asimismo, para facilitar la visita a este evento, el Ayuntamiento ha facilitado aparcamientos disuasorios habilitados en torno al edificio del futuro auditorio, zona del complejo deportivo Francisco Fernández Torralba o el Camino de Mayrena.

El mercado medieval de Caravaca es mucho más que un mercado, es una feria, una fiesta a lo grande que aúna cultura, artesanía, tradición y por supuesto, ocio y diversión. Por todo ello hay una amplia programación durante los cinco días que ofrece actividades para todos los públicos, entre las que se incluyen artesanía, espectáculos, feria infantil, talleres, cetrería (con exhibiciones de vuelo de rapaces), Museo de la Tortura y la carpa Mucha Magia.

Un mercado medieval que se ha convertido, tanto por número de artesanos participantes como por la cantidad de actividades programadas, en un referente a nivel nacional que, año tras año, supera las expectativas más optimistas suponiendo una notable inyección económica para el comercio y la hostelería de nuestra ciudad.

Si traducimos en números el impacto económico que tiene la celebración de este multitudinario evento en la economía, no solo caravaqueña sino también de toda la Comarca del Noroeste, podemos afirmar que las cifras tanto de ocupación hotelera como el gasto en hostelería, comercios y negocios de diversa índole, son superiores a las obtenidas en la celebración de otros festejos y eventos celebrados durante el resto del año, llegando incluso a rebasar las cifras de las Fiestas de Mayo en algunas ediciones.

Es por ello que Caravaca debe estar orgullosa de contar con un mercado ya consolidado en todo el país, y que tiene un enganche muy potente para atraer visitantes no sólo de ámbito regional, sino de comunidades autónomas vecinas e incluso de otros puntos de España.

Por ende, desde el Ayuntamiento somos conscientes de que se debe hacer un esfuerzo extra para que la XVII edición del Mercado Medieval de Caravaca de la Cruz cumpla con las expectativas económicas, pero sobre todo de seguridad y salvaguarda de los visitantes y vecinos, logrando así que la celebración se desarrolle con total normalidad, y que todos disfrutemos de una memorable edición del acontecimiento.