Durante los recientes Carnavales del Cabezo de Torres fuimos testigos de al menos dos delitos de odio ideológico contra grupos de jóvenes, que provocaron la hospitalización de varios de ellos tras sufrir graves heridas. Se trata de agresiones premeditadas por grupos organizados, de ideología neonazi, que actúan continua y coordinadamente en nuestra Región -especialmente en torno a la capital- con el objetivo de extender un clima de odio y miedo a la libre expresión. Esta Coordinadora ha documentado y denunciado un gran número de estas agresiones -que van desde el acoso escolar en el entorno de algunos IES de la ciudad de Murcia hasta el incendio con cócteles Molotov de un local social tras bloquear sus salidas-, y puso en marcha el pasado otoño una campaña amplia de concienciación (acompañada de abundante información sobre el modus operandi de estos grupos) contra el aumento de actividad neonazi. Esta campaña estuvo dirigida a la ciudadanía en general, pero especialmente a las instituciones (tanto educativas como de Seguridad) para instarlas y orientarlas a tomar medidas en el problema.

Durante los recientes Carnavales del Cabezo de Torres fuimos testigos de al menos dos delitos de odio ideológico contra grupos de jóvenes, que provocaron la hospitalización de varios de ellos tras sufrir graves heridas. Se trata de agresiones premeditadas por grupos organizados, de ideología neonazi, que actúan continua y coordinadamente en nuestra Región -especialmente en torno a la capital- con el objetivo de extender un clima de odio y miedo a la libre expresión. Esta Coordinadora ha documentado y denunciado un gran número de estas agresiones -que van desde el acoso escolar en el entorno de algunos IES de la ciudad de Murcia hasta el incendio con cócteles Molotov de un local social tras bloquear sus salidas-, y puso en marcha el pasado otoño una campaña amplia de concienciación (acompañada de abundante información sobre el modus operandi de estos grupos) contra el aumento de actividad neonazi. Esta campaña estuvo dirigida a la ciudadanía en general, pero especialmente a las instituciones (tanto educativas como de Seguridad) para instarlas y orientarlas a tomar medidas en el problema.

Ante la pasividad con que nuestras propuestas han sido recogidas, y la preocupante impunidad con que delitos tan graves como los expuestos siguen perpetrándose en nuestra Región a un ritmo creciente, esta Coordinadora ha decidido ampliar esa campaña de concienciación, por lo que ha promovido una Moción ante el Ayuntamiento de Murcia (que fue aprobada por unanimidad en el Pleno del 25 de febrero) exigiendo a las autoridades el cumplimiento de sus responsabilidades en la lucha contra la lacra neonazi, y ha convocado a la ciudadanía a una Concentración, el día 5 de marzo, a las 12 horas ante la Delegación del Gobierno en Murcia, para expresar un rechazo contundente tanto a la violencia de estos grupos como a la permisividad que la alienta. Asimismo ha hecho público un Manifiesto que ha recabado hasta el momento el apoyo de gran parte de la ciudadanía de la Región a título individual, y de los siguientes colectivos y organizaciones:

Convivir Sin Racismo de Murcia, Círculo de Silencio de Murcia, Izquierda Unida-Verdes Región Murcia, PCE, Yayoflautas de Murcia, Plataforma 7N, Grupo Municipal Ahora Murcia, UJCE, CGT, Cambiemos Murcia, Anticapitalistas Murcia, ACS Enredando, CJC, PCPE, Podemos Región de Murcia, Foro Ciudadano, No Te Prives, Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de la región de Murcia, Colectivo P’alante, Murcia Acoge, Usuarios de la Sanidad RM, Cambiemos Alcantarilla, Intersindical Región Murciana, PHA Murcia, MHMU- Tenemos Memoria (asociación de Memoria Histórica de Murcia) UPRM, Federación de Enseñanza de CCOO, El Vicio de la Gallina, programa de radio libre, EQUO Región de Murcia, Alternativa por Santomera, Ecologistas en Acción Región Murciana
​, Grupo Animalista Región de Murcia​.

Por último, esta Coordinadora desea poner de manifiesto su compromiso inquebrantable contra todo tipo de violencia ideológica, y su voluntad de continuar y acrecentar las movilizaciones mientras esta red de odio continúe tejiéndose en nuestras calles.