FRANCISCO MARÍN/Pk2One Lifestyle

De siempre me ha gustado la fotografía, recuerdo que mi primera cámara fue una Olimpus utilitaria, que un día cogí de un cajón de mi casa. Me la llevaba a todos lados cuando salía con los colegas.

FRANCISCO MARÍN/Pk2One Lifestyle

De siempre me ha gustado la fotografía, recuerdo que mi primera cámara fue una Olimpus utilitaria, que un día cogí de un cajón de mi casa. Me la llevaba a todos lados cuando salía con los colegas.

Evidentemente la mejor foto de esa época sería alguna de nosotros haciendo el payaso. Pero desde esos momento supe que yo siempre sería el tipo de persona que lleva una cámara encima, ¿por qué? pues por si acaso, por si sucede cualquier cosa que más tarde quisieras enseñar a alguien… o simplemente para ti.
Muchos años después llegó la era digita, tuve una de las primeras cámaras digitales que se vieron entre mis amigos (aunque yo aun no tenía ordenador). Y ya varios años después de esto tuve la oportunidad de adquirir una cámara DSLR (como comúnmente se conoce una REFLEX), esto me ofreció la posibilidad (monetaria) de practicar otro tipo de fotografía, no diré profesional, porque yo no me considero un profesional, pero sí mucho más técnica y creativa que todo lo que había experimentado antes.
Llevo unos tres años en los cuales mi mejor amiga ha sido una cámara Canon de la cual no me separo en casi ningún momento (de ahí que siempre lleve mochila). He practicado muchos tipos de fotografía y el retrato es lo que más me ha llamado la atención de momento. Las expresiones, los ojos, las arrugas e incluso los poros de la piel, todo ello habla por nosotros. Basándonos en los tópicos, yo no diría que la cara es el espejo del alma, pero síi el reflejo de una vida, de unas intenciones, de un deseo… no necesitamos decir nada, para expresar toda una vida en un gesto.
Como soy a quien tengo más a mano normalmente, practico mucho el autorretrato y aquí os dejo uno de los que más me han gustado debido a la dureza de la luz y el contraste del blanco y negro. La expresión y lo que quiera decir, siempre prefiero dejarlo a los ojos de los demás… es más divertido así.
Bueno este soy yo y esta es mi historia con la fotografía y creo que la lo único que me queda por decir es que… No espero ganarme la vida con la fotografía, solo espero que la fotografía siga siendo parte de mi vida.

Fotografía:
B&N Autorretrato