Miriam Martínez García

Responsable del grupo de autogestores de Apcom.

El grupo de autogestores de Apcom asistió el pasado 19 de Octubre al encuentro organizado por Plena Inclusión en el que se celebró el 20 aniversario de los grupos de autogestores “20 años de oportunidades”.

Es en el año 1999 cuando surgió la necesidad entre las personas con discapacidad de crear un grupo sobre los pilares de la autodeterminación y la toma de decisiones, un espacio entre iguales en el que poder compartir inquietudes que hasta ese momento no habían podido ser tratadas por ellos mismos. En la actualidad son 8 las asociaciones que suman 150 personas autogestoras que junto a sus profesionales de apoyo se unen con el objetivo de dar visibilidad a sus derechos, así como avanzar en su propia autonomía.

En este sentido la formación para los miembros de estos grupos es de gran importancia para poder llevar a cabo la planificación de su futuro mediante la toma de decisiones tanto en aspectos básicos de su vida como en otros más complejos dependiendo de sus limitaciones individuales. Ser guiados a la buena práctica de los conocimientos que adquieren para construir la base de la autodeterminación y el empoderamiento, creando confianza en sí mismos en el momento de decidir. Otro aspecto importante, es extrapolar todo esto a la comunidad, es decir, que los autogestores no solo decidan dentro de su grupo, si no también luchan por hacerlo en la comunidad, que su opinión en la sociedad sea escuchada utilizando los recursos que aprenden para lidiar con los obstáculos que se puedan presentar.

Actualmente el grupo de autogestores de Apcom cuenta con diez componentes jóvenes con una sintonía muy especial entre ellos. No solo comparten sus inquietudes, sino que también muestran una curiosidad común ante temas tan relevantes como las elecciones, en las que su voto cuenta, o incluso pedir la hoja de reclamaciones en un lugar público si sentimos que el trato no es el adecuado, y el uso responsable de las redes sociales que también es un tema en el que quieren estar informados correctamente para hacer buen uso de las mismas. Por otro lado, la necesidad de crear autonomía en espacios urbanos, formación/laborales o en el hogar es crucial para su visión de futuro, por esto es importante dotarlos con los recursos necesarios para que puedan alcanzar su independencia.

La comunicación también juega un papel muy importante en la evolución de los autogestores; establecer nuevas relaciones sociales, conocer técnicas para resolver conflictos y practicar la comunicación asertiva frente a los problemas de la vida diaria. En este sentido el encuentro anual de autogestores les ayuda a establecer nuevas relaciones entre iguales, además de conocer otras experiencias contadas en primera persona que les pueden ayudar a construir su camino.

Como se menciona anteriormente, los autogestores tienen la intención de mostrar lo que aprenden fuera del grupo, por esta razón en muchas ocasiones actúan como apoyo para otras personas, así como participan con su opinión en temas referentes a su centro, esto los motiva a seguir trabajando y a crecer como grupo.

En definitiva, los grupos de autogestores, han dado luz verde a una mayor visibilidad de las personas con discapacidad, han sido conscientes de sus derechos y los han ejercido, asumen sus deberes y trabajan por un futuro mejor sobre los pilares del derecho, la autodeterminación y el apoyo entre iguales. Son una lección de superación que no conocen la palabra rendirse, son el camino a nuevos retos, son los protagonistas de sus propias vidas.