JAIME PARRA

Un año más la Asociación Palin, encabezada por Asensio Piqueras, organiza la Feria del Libro de Murcia que se celebra del 6 al 12 de octubre.

¿Qué expectativas tienen para la Feria del Libro?

Lo afrontamos con un nivel de expectativa muy alto y con mucha satisfacción. Después de todo lo que hemos pasado como País, como Región, como sociedad. Aunque era tentador bautizar la edición de este año como la “del reencuentro” o bendecir las bondades de la misma, hemos querido trabajar como una feria de normalidad, por supuesto que tendremos todas las medidas de seguridad y prevención que sean posibles, pero queremos que los libros vuelvan a las calles como muestra de esa vuelta a la realidad prepandémica.

No queremos hablar de cifras, pero estamos seguros de que no estamos ante una feria de “mínimos” en la que los expositores cubran gastos y poco más. Creemos que será una edición generosa en sus ventas y que ayudará a editoriales y libreros a pasar este gran bache.

¿Considera idóneo el espacio donde se ubica y la fecha en la que tiene lugar?

El lugar es inmejorable, zona de paso. Es zona de paseo por costumbre del murciano y donde su ubican todas las ferias anuales.

Con respecto a la fecha, cuando optamos por esta se hizo pensando en dar a la Feria del libro de Murcia una entidad e importancia propia, se aleja de las ferias de las cuatro grandes ciudades, Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla se suceden, a veces pisándose días entre finales de abril y principios de junio. Nosotros buscamos ser la última gran feria del año. Donde además pudieran presentarse las novedades del último trimestre. Eso se puede ver este año donde grandes sellos nos traen algunos de sus lanzamientos más recientes y editoriales murcianas aprovechan para sacar sus bombazos de final de año.

La fecha tiene además la ventaja de incorporar varios festivos, incluido el de la Comunidad Valenciana, de forma que nos encontramos con mucha afluencia de público sobre todo de la Vega Baja y de la zona de Elche y Alicante.

¿Cómo ha sido la evolución de ésta hasta llegar a esta cuarta edición?

La evolución está siendo paulatina, trabajamos para encontrar la duración justa, empezamos en 3 días en 2018 y esta edición será una semana y por este lado creemos que los expositores están respondiendo muy favorablemente, la ciudad de Murcia tiene capacidad para asumir una fecha de esta envergadura.

Ahora nos enfrentamos con los retos de asentarla con los centros escolares, trayendo programación específica para ellos y queriendo que se involucren de forma que su presencia en las sesiones matinales de entre semana ayude también a los expositores.

El incremento de expositores, de 28 casetas el primer año a 41 esta edición y 10 editoriales a casi 60 sellos este año nos hace pensar que vamos por el buen camino.

Uno de los siguientes pasos será conseguir que los libreros de la ciudad se involucren aún más y aprovechen todas las ventajas que la feria puede suponer para ellos.

¿Qué novedades traen este año a la Feria del Libro?

 Como hemos ido adelantando anteriormente, las novedades principales van desde las actividades para centros escolares, con horarios exclusivos para ellos, como la mejora de la zona de presentaciones y firmas en la propia feria o el punto de encuentro con autores. La continuidad del sistema de retransmisiones de los actos y como primicia te adelanto que será posible disponer de los libros de los autores invitados, firmados y sin colas a través de la plataforma de la feria. De manera que el usuario podrá encargar un libro que el autor le dedicará y luego pasar a recoger independientemente de que pueda o no venir a la hora en la que esté la actividad.

Por supuesto, nuevos expositores que se unen a los que vienen acompañándonos desde la recuperación de la feria y nuevos autores de todo el panorama nacional. Queremos remarcar que esta feria está pensada también en clave murciana y que no habrá ningún autor de la región que se ponga en contacto con nosotros y que no tenga presencia en la feria independientemente de su nombre o sus ventas.

¿Qué ventajas y desventajas tiene la de Murcia respecto a ferias ya consolidadas?

Ventajas casi las hemos ido nombrando antes, la fecha, el sitio, el clima, que también cuenta, y la propia Murcia, ciudad acogedora hasta los límites insospechados, nuestra cultura, la gastronomía, la riqueza arquitectónica, Se viene a ver la feria y se la llevan en el corazón a Murcia. Desventajas pocas, yo no las veo. Es un trabajo lento, de calidad, subir el nivel consolidándolo. Aunar todos los sectores, poco nos ha faltado este año para que los distintos Gremio estén en la Feria, el próximo lo estarán Editores y Libreros tiene que estar y participar de su Feria. Nos reflejamos en la Feria del Libro de Madrid Y ahí es donde tenemos que seguir en la justa medida de lo que somos, la 7ª ciudad española y la 4ª en número de escritores publicando.

¿Qué han visto en el cartel anunciador de este año?

Nos ha abierto la boca. Y nos la tapa la mascarilla de un libro contra la incultura. En palabras del propio autor de este magnífico cartel, Juan Diego Ingelmo: «el olvido, la incomprensión, la soledad, el tedio… pero nuestro libro no solo es barrera o remedio, sino que, a modo de maceta, es también germen y madre de una infinidad de mundos, que brotan de nuestra imaginación y nos acompañarán para siempre».

¿Qué objetivos tiene la asociación Palín que usted dirige?

Palin es una necesidad obligada en el año 2016 para recuperar la perdida Feria del Libro, fecha de abril del 16, la ya famosa generación16, se propuso conseguir que la Feria estuviera en la ciudad en la forma que fuera, noviembre del 17 es otra de las fechas claves, un pleno del ayuntamiento de Murcia donde se aprueba por unanimidad de los grupos políticos que la Feria estuviera en la ciudad de Murcia, se nos busca para que la organizáramos, bien es verdad que llevábamos año y medio llamando a todas las puertas de los políticos para organizarla. Mientras llegaba ese momento, organizamos casi todas las Feria del Libro de las ciudades de Murcia, La Alberca, San Pedo del Pinatar, Aljucer, Puerto Lumbreras, Alcantarilla, y un largo etc. Así como diversos actos culturales de distinta índole, musicales, artísticos, expos. De pintura, escultura o fotografía, conciertos musicales. Creadores y Artistas. Un bagaje que nos lleva a tener una solvencia cultural lo suficientemente grande para afrontar eventos de la magnitud de la Feria del Libro de Murcia. Nacimos como Asoc. Provincial y ahora somos internacionales, hemos subido escalones por si un día nos hace falta estar en Alemania, o Francia. «Si miras alto, muy alto, eres capaz de llegar muy largo». Palabras de mi amiga Ana Céspedes Montoya.