E. SOLER

Ansemil lo volvió a conseguir, y por tercer año consecutivo convirtió a los componentes de la Peña Artesano en los líderes de la Carrera de los Caballos del Vino, durante las fiestas patronales del Año Jubilar.

El pura raza inglés, que el año pasado batía el record de la carrera, firmó un tiempo de 8,056 segundos. Como ocurriera en los dos años anteriores, el equino realizó una carrera casi perfecta, fundiéndose, durante los ochenta metros de la cuesta, con los cuatro corredores. Pedro, Alberto, Juan Antonio y José de Gea, volvían a conseguir repetir la historia.

El segundo puesto fue para la Peña Retorno, que paró el cronómetro en 8,125. En tercer lugar quedó la Peña Púa, que durante buena parte de la carrera estuvo en primera posición.

Universo lo vuelve a conseguir

La Peña Universo volvió a poner de manifiesto que se puede luchar por los dos concursos de la mañana del dos de mayo.

Aunque en la carrera, en esta edición no tuvieron suerte, en el concurso de Enjaezamiento volvieron a demostrar que no tienen rival, una peña joven con más de trescientos componentes que logró un manto con un diseño espectacular y unos bordados que rozaban la perfección, por lo que en los mentideros de la Fiesta, desde primera hora de la mañana, todos lo daban como el número uno.

El segundo puesto fue para la peña Campeón, seguida de la peña Caprichoso. Descendieron al segundo bloque Solterón-Triana y Cartujano, mientras que ascendían al primer bloque Al-Bino y Pura Sangre. En el segundo bloque descendieron Chirinos y Soberano, mientras que ascendieron Aspirante y Artesano. En el cuarto y último bloque ascienden Baezano y Centauro.

Que nuestra Patrona «nos ayude a que nuestro pueblo progrese»

Antes del amanecer del nuevo dos de mayo, y sin apenas tiempo para el descanso, los caballistas se afanaban por engalanar los caballos en esta fiesta única, que opta a convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. A primera hora de la mañana la comitiva recogía la bandeja de flores desde el convento de las monjas claras, y durante la primera cuesta que inicia la subida a la Basílica la hermana mayor de la Cofradía, se la entregaba al alcalde de la Ciudad, para ponerla a los pies de la patrona. Ambos se fundieron en un cariñoso abrazo.

Moreno pidió a la patrona que «nos ayude a que nuestro pueblo progrese, a ser generosos y solidarios con el que menos tiene, para que pueda salir adelante lo antes posible. También deseo que este Año Jubilar acabe siendo todo un éxito «porque será el éxito de toda Caravaca y de toda Murcia», concluyó de manera emocionada el regidor caravaqueño.

Todos los representantes que pasan por Caravaca, terminan de una manera u otra involucrada con las costumbres populares de la Ciudad Santa del Noroeste murciano. Pasaron por Caravaca el en ese momento consejero de Turismo en funciones, Juan Hernández, quien estuvo acompañado del director del Instituto de Turismo, Manuel Fernández-Delgado. También estuvieron presentes los portavoces del PSOE y de Ciudadanos, ambos vinculados con Caravaca, Rafael González y Miguel Sánchez, así como los diputados en la Asamblea, Jesús Navarro y Pedro Antonio Sánchez Tampoco faltaron a su cita, en un día tan especial, varios diputados nacionales.