Servicio de Empleo APCOM

Hoy en día la inserción sociolaboral de personas jóvenes con discapacidad psicosocial es necesaria. Para ello se ha creado un programa de formación en el que un grupo de jóvenes van a poder conocerse a sí mismos, sus gustos, preferencias, habilidades, su entorno, etc., con la finalidad de poder encontrar un trabajo ideal que se adapte a ellos y en el cual se puedan desarrollar plenamente como personas.

Gracias a este proyecto, 3 jóvenes van a poder dar un rumbo a sus vidas y adentrarse en el mundo laboral de manera inclusiva. Este proyecto se engloba dentro de la Convocatoria de Ayudas Económicas para el Refuerzo de la Empleabilidad de Personas Jóvenes con Discapacidad Psicosocial – POEJ – Año 2020, cofinanciado por el Fondo Social Europeo y al Programa Operativo de Empleo Juvenil con la “Iniciativa de Empleo Juvenil. El FSE Invierte en tu Futuro”

Para la elaboración de este programa de formación se han pensado unos objetivos que son prioritarios para su desarrollo y están basados en  promover la sostenibilidad y la calidad en el empleo y favorecer la movilidad laboral y van  dirigidos a reforzar la empleabilidad y las competencias profesionales de las personas jóvenes no ocupadas y no integradas en los sistemas de educación o formación.”

Los tres participantes de la formación son personas con discapacidad psicosocial que pertenecen al entorno de APCOM. Son menores de 30 años y se encuentran en situación de desempleo, con muchas ganas de encontrar un trabajo que les guste y en el que puedan ser ellos mismos. Los objetivos que nos planteamos conseguir son, entre otros, el desarrollo de oportunidades de participación en la comunidad, el desarrollo de habilidades para tomar el control de sus vidas, mejorar la comunicación y las relaciones con el entorno, y desarrollar habilidades que les permitan conseguir un empleo ideal, entre otros.

La formación está dividida en varias fases, la valoración individual, en la que se hace una exploración interna del participante, conociendo las diferentes áreas de su vida. También, una fase formativa donde se desarrollan las unidades de trabajo con una metodología personalizada y centrada en cada uno de ellos, realizando actividades tanto grupales como individuales. Contando con un período de negociación con las empresas para que cada uno pueda realizar prácticas para ampliar su formación. Y por último, un período de prácticas formativas, en el que aplicarán durante dos meses lo aprendido y podrán descubrir si realmente es el trabajo que desean realizar en su vida.