Ya en la calle el nº 1039

Antonio Benito Galindo, concejal de Educación, Agenda Urbana y Gobierno Abierto: “La Feria es un dinamizador cultural de primera categoría que pone a Murcia en el mapa de este tipo de eventos a nivel estatal”

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

JAIME PARRA

Las ferias del libro suponen el mayor espacio donde el lector, o posible lector, puede tener un contacto con el escritor, también una oportunidad para que el lector conozca editoriales u obras que de otra manera le resultaría muy complicado.

En definitiva, gracias a las ferias el libro puede atraerse la atención del ciudadano hacia la lectura.

Pero una ciudadanía lectora sería imposible sin el esfuerzo continuado desde la infancia por parte de la familia, el colegio y, por supuesto, la administración más cercana, en este caso el Ayuntamiento de Murcia, cuyo titular de educación, Antonio Benito Galindo, nos habla del papel que juega su concejalía (junto a Cultura) y de las expectativas para la feria de este año.

¿Qué supone para Murcia contar con una Feria del Libro?

En primer lugar esta edición es una posibilidad para rendir un sentido homenaje a uno de los máximos responsables de su recuperación para Murcia de la Feria del libro: D. Asensio Piqueras, fallecido súbitamente hace unos meses y a quien, quienes tuvimos el honor de conocer, sabemos que era una pasión que era contagiosa y a quienes los vecinos y vecinas de Murcia tanto debemos. Además es un dinamizador cultural de primera categoría que pone a Murcia en el mapa de este tipo de eventos a nivel estatal.

¿Qué balance hace de la pasada edición de la Feria?

Pues que a pesar de todas las limitaciones que aún imponía la pandemia de la COVID-19 fue todo un éxito tanto de ventas como de participación ciudadana. Fueron unos días de una intensa actividad literaria que además supusieron un alivio para la población que estaba ansiosa de poder participar en eventos culturales en nuestra ciudad.  A todo esto hay que sumar que la gran atracción de público de dentro y fuera del municipio supuso un revulsivo para el sector turístico de la ciudad que aún estaba recuperándose de las restricciones de la pandemia.

¿Qué expectativas tienen para la Feria del Libro 2022 que, a diferencia del año pasado, se realizará sin restricciones sanitarias?

Esperamos que sea un éxito todavía mayor. Aunque es cierto que estamos sufriendo los efectos adversos del panorama internacional afortunadamente la pandemia ha quedado atrás y los murcianos y murcianas tenemos muchas ganas de salir, de vivir, de poder disfrutar de esos momentos únicos que sólo nos proporciona el tener un buen libro entre las manos. El municipio de Murcia ha tenido cifras récord de estancias hoteleras y de asistentes a todos los eventos de la Feria. Se nota en la calle que todos necesitamos pasar un buen rato, por los que todo apunta a que esta Feria del Libro de 2.022 batiremos récords de asistencia y de ventas.

¿Con cuantas bibliotecas cuenta la capital murciana y qué valor le dan ustedes a esa Red Municipal de Bibliotecas?

Contamos con 17 bibliotecas municipales con un aforo de cerca de 1.400 puestos de lectura, un amplio y variado catálogo de referencias tanto bibliográficas y de revistas, como de otros soportes como DVDs, etc. La red municipal forma una de las columnas vertebrales de la cultura local sobre todo porque su extensa red, sobre todo en barrios y pedanías, permite que sea una cultura accesible a todos los vecinos y vecinas de Murcia.

¿De qué manera apoyan desde el Ayuntamiento de Murcia a los escritores murcianos?

La labor de promoción de la Literatura está compartida entre los servicios de Bibliotecas y de Cultura, pues se apoyan y organizan eventos diversos, como actos vinculados al día del libro o al día de las bibliotecas, pero también se ceden nuestras instalaciones para la presentación de todo tipo de literatura murciana, desde escritores consagrados a otros menos conocidos o valores en alza.

Y, desde su Concejalía de Educación, ¿cómo se fomenta la lectura?

Además de los ya citados eventos, como ha sido la entrega de una placa de agradecimiento a nuestro librero por excelencia, Diego Marín, mantenemos nuestros clubes de la lectura, que aunque aún se están recuperando de las restricciones pandémicas, son otro punto de promoción de la Literatura en general y de la murciana en particular. También queremos recuperar las sesiones de cuenta cuentos para llevar a los más pequeños a que conozcan su  biblioteca, a que descubran lo divertido que puede ser pasar una tarde con papá o mamá viviendo historias y hojeando libros y cómics. Pero debemos ir más allá. Debemos entablar una relación más estrecha con los colegios, sacar las bibliotecas escolares al aire libre, fomentar la lectura digital entre los adolescentes y entre quienes tienen menos medios.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.