JUAN FAJARDO OLIVARES/Secretaría de Comunicación de Ciudadanos Calasparra

Faltan unos días para que llegue el momento que tanto tiempo estamos esperando, el día en que los ciudadanos de Calasparra pueden optar por tener un gobierno que luche por el interés general.
Está siendo una campaña muy intensa, con muchos actos, reuniones, conversaciones con calasparreños y calasparreñas que nos trasladan su hartazgo con las políticas que llevan 36 años dominando sus vidas. Muchos no han conocido otra cosa que socialismo y están deseosos de cambio. Por eso nos estamos dedicando a explicar nuestro programa, nuestras 92 propuestas, nuestro proyecto de futuro para Calasparra y sus habitantes. Estamos recorriendo cada rincón y recogiendo el calor de los calasparreños, lamentablemente casi siempre a escondidas por miedo a las represalias de los gobernantes locales.
Nuestro candidato ha hecho una declaración de bienes pública, hemos hecho proyectos para ahorro de energía, hablamos de financiación para el banco de libros en los colegios, rebajas de IBI, bonificaciones a empresas que generen empleo, hemos hablado de transparencia, empleo, sanidad, asuntos sociales, deporte, fiestas…
Entre tanto acto, entrevista, declaración y conversación, aún queda tiempo para comprobar como enfocan el resto de fuerzas políticas la campaña, y hemos podido observar, por lo menos un tono educado y respetuoso, dentro de lo que cabe en una campaña, aunque echamos de menos que se hablen de propuestas; pero, ¿todos hablan con respeto?, evidentemente no, siempre hay alguien que da la nota, y casi siempre es el mismo, el PSOE. Aún no han hecho una sola propuesta, especialmente su candidato, claro, no tienen credibilidad para ello después de 36 años de gobierno socialista, solo se dedican a criticar faltando al respeto, con malas formas, gritos, insultos, pero sobre todo con mentiras.
Nosotros proponemos, pero para ello tenemos que criticar ciertas actuaciones, en definitiva, criticamos la gestión. Hemos demostrado lo que han costado las grandes obras faraónicas hechas en Calasparra y hemos explicado lo que nos cuestan los plenos cada mes a los calasparreños, ante lo cual se nos ha descalificado de todas las maneras posibles. El candidato socialista, Pepe Vélez, ha llegado a retarnos a que si demostrábamos que los plenos costaban más de lo que él decía, dimitiría incluso estando en campaña. Él dice que cuestan solo 80,50€ por concejal (1368,5 euros), nosotros hemos demostrado con documentación que los plenos nos cuestan a los calasparreños 4273,5€, y por eso proponemos eliminar ese coste brutal.
Aún estamos esperando la dimisión, si él no lo hace, los calasparreños lo harán el domingo en las urnas.