José Clemente Rubio García
Seguimos viajando y conociendo la música tradicional que se hace en nuestros municipios que forman la actual comarca del Noroeste de la Región de Murcia y así vamos completando este rico mosaico que nos proCon los animeros en su sedepusimos hace unos meses.
Hoy estamos con un grupo de amigos que son parte de la Hermandad de Ánimas de Caravaca –los Animeros. Oír y escuchar la música tradicional en esta ciudad no es nada extraño ni suena a cosa antigua. Hablar de la jota, de la malagueña o de las pardicas no suena a cosa del pasado y hablar de tradiciones que permanecen y recuperadas es parte del presente.
Nos vemos una tarde de domingo, junto a un vaso de licorcafé en la sede de la Hermandad. Miramos a sus paredes y están llenas de recuerdos, de recuerdos llenos de vida. Folletos enmarcados, que muestran actividades significativas, obsequios de los cientos de lugares donde han participado, instrumentos musicales… se respira trabajo, se respira ilusión. Al fondo el estandarte de las Ánimas.
Manolo Ruiz, Paquillo, Paco Fuentes, Jesús López, Juan Vila, Pepe «Gordini» y Juan Miguel, el actual mayordomo, me esperan. Pronto Paquillo abraza una guitarra, le da seguridad, es como un símbolo que debe de estar presente, y empezamos una interesante conversación que durante unas dos horas ha estado repleta de historia, del presente y del futuro.
Tengo que manifestar que el primer encuentro que tuve con los Animeros de Caravaca fue en la navidad de 1978, en aquella Fiesta (y lo escribo con mayúscula) de Los Odres, donde yo vivía, y creo que nos marcó a todos un poco y hasta el año 1996, donde los avatares de la vida me llevaron, junto a mi familia, a residir en esta ciudad, no tuvimos contacto, salvo cuando nos veíamos en alguna fiesta, encuentro de Cuadrillas, etc. y por casualidad, cosas de la vida, que en la actualidad son mis amigos de Caravaca.
Caravaca se encuentra a una altitud de 625 metros sobre el nivel del mar y cuenta, la ciudad, con una población que ronda los 22.000 habitantes y para conocerla y entenderla un poco mejor, acudimos a la ubicación en la que el etnógrafo Ramón Martínez Girón, en un trabajo publicado en la revista de «Gazeta de Antropología» (1988), denomina La Montaña de Tudmir y explica, entre otras cosas, su situación elevada y articulada por la Sierra de Segura, La Sagra (…) y Sierra de Moratalla. El territorio comprende las comarcas de Orcera, Huescar… y Yeste (…).
Por otra parte, desde el siglo XIV, Caravaca se incluye en el Partido de Segura, que comprendía casi toda la provincia de Jaén, la zona sur de Albacete (Partido Judicial de Elche de la Sierra-Yeste) y los municipios de Moratalla y Caravaca de la Cruz de la actual Región de Murcia. No es hasta el año 1863, a partir de la división provincial de Madoz, que es incluida en la referida provincia de Murcia, por lo que podemos afirmar que no es un pueblo con demasiada tradición murciana. Todo esto es necesario el conocerlo para entender cual ha sido el devenir histórico y por qué tiene una cultura tradicional más parecida a la de su comarca natural (Alto Segura y Alto Guadalquivir) que a la del resto de la actual provincia de Murcia.
Empezamos a hablar de música, y para entender un poco el por qué de la refundación de los Animeros y el cómo se hizo, hay que situarse en la España de los principios de la década de los setenta del siglo pasado, con régimen político dictatorial decadente, un municipio como Caravaca de la Cruz, donde su población emigraba como mano de obra barata de forma muy generalizada. Era una población eminentemente rural con unas características sociales casi feudales, pero tenía al mismo tiempo una veracidad honda y una dignidad ejemplar en su sofocado sojuzgamiento. Caravaca de la Cruz, la ciudad, bajó a unos 11.000 habitantes, mal comunicada para el tráfico del momento y en franca decadencia. A la despoblación notable por emigración, sigue un paulatino repoblamiento por personas llegadas de los campos del municipio y de la comarca.
Un grupo de jóvenes: Manolo Ruiz, Juan Vila, Jesús López, José María Marín, Conchi Muñoz, Josefina Carreño y Paco Fuentes, todos ellos universitarios, y que, junto a otros, formaban el Centro de Estudios Caravaqueños. Entre las múltiples actividades, los Animeros destacan la Semana de Estudios Caravaqueños, con una conferencia del jovencísimo Manuel Luna, antropólogo, que habló de una investigación que hizo sobre las cuadrillas del sur de Albacete. La conferencia daba sentido y marcaba un discurso nuevo respecto del aprecio a la cultura tradicional y su valoración.
Me cuentan y hablan de cómo fue la acción.
«Empezábamos entonces a considerar como propia aquella música que habíamos oído, pero que se había considerado como cosa del pasado, atrasada, vulgar…»
«Nos pusimos a trabajar, interesándonos por personas que pudieran enseñarnos algo, que hubieran formado parte del alguna cuadrilla. No teníamos la idea clara, pero sí mucho entusiasmo y cierto conocimiento de principios básicos».
Aprendieron rápido y buscaron, primero en sus familias de origen campesino, después no había cortijo o caserío que no visitaran, donde les pedían que recordaran, que les enseñaran y que si podían grabarlos (a veces con cierto recelo o suspicacia). Vieron que en el pueblo ya había nuevos músicos venidos a vivir aquí y formaron un reducido grupo humano totalmente sincrético donde se unían a tocar: universitarios, jubilados, jornaleros… «Este grupo representaba para unos rememoranzas de su pasado, para otros un reencuentro con usos y modos culturales que habían vivido y que creían perdidos y, para nosotros, el grupo de jóvenes, el descubrimiento de un universo nuevo que daba sentido a una nueva manera de analizar «lo rural» y «lo moderno»». Ahora, comentan el sentimiento interno de satisfacción por su modesta contribución a la dignificación de la cultural rural.
Una cosa que me llama la atención, a través de la conversación, es el recuerdo tan cariñoso y de agradecimiento que tienen con aquellas personas que les dieron tanto: Pedro «del Buitre», Domingo Martínez «Domingón»… Paquillo recuerda como estaban los críos jugando en la calle Plancha y al oír a los músicos en casa de Domingón se iba acercando, porque le gustaba aquello. Algo que allí había les llamaba y de ahí surge esa segunda generación de Valentín, José Álvarez, Valen, Pedro de Teresa, Pepe «Gordini», Antonio el «Calderilla»…
Los Animeros no era una cosa aparte de la sociedad, si no que se encontraban totalmente integrados y participaban de forma activa, como, por ejemplo, su implicación en actos reivindicativos de la Residencia Sanitaria para Caravaca, lo que actualmente es el Hospital Comarcal. Recuerdan el programa «Raíces» de Televisión Española, iniciativa clave y de «obligada visualización» para cualquier persona interesada en el desarrollo del mundo campesino.
A partir del año 1976 se empieza con «la Pedimenta» que, a la pregunta de ¿se canta o se reza?, se visitaba las casas. En la actualidad esa costumbre mantenida durante muchos años se ha dejado de practicar por la evolución de la población, cambio de estructuras urbanísticas, sociales, de hábitos, etc.
En 1983 la Hermandad promueve la Escuela de Música y Baile que estuvo funcionando durante cuatro años, siendo muchas las personas que aprendieron a tocar y por relación a bailar y de ahí surge la «tercera tongá» de músicos que se incorporan a lo Animeros. En el año 2009, constituyen la Escuela de Música y Baile Tradicionales, donde gente de todas las edades aprende a tocar, cantar y bailar.
Los Animeros en la actualidad es un grupo muy numeroso unido por una cosa principal que es la fiesta y ritos tradicionales, resaltando que los Animeros hacen música para el baile general, no admiten lo que se suele llamar «grupo de baile», pero, lógicamente, las personas que le acompañan bailan y bailan mucho, ya que les gusta.
Con gran agrado seguimos hablando de aquellos tiempos, de La Radio la Rana, que luego fue Radio Deitania y que emitía desde una cueva del Calvario, siendo su artífice Juan Antonio Marín. La labor del Video Comunitario de Caravaca también hizo un gran papel y recuerdan aquel mítico programa que coordinaba Paquita Salcedo, «en la Mesa de Camilla» y que en uno de los «juegos» de los Animeros le hicieron bailar encima de «la mesa» una malagueña.
Hablar de los Animeros, es hablar de una gran familia donde conviven varias generaciones con un mismo divertimento que es la fiesta en sentido tradicional, participando y poniendo en valor una serie de rituales religiosos, costumbres y tradiciones. Transmiten y respetan con gran sensibilidad lo aprendido de sus mayores y donde los jóvenes tienen cabida y de ahí el gran número de ellos que están y acuden. El objetivo de la Escuela de Música no reside solamente en unir «músicos» a los Animeros como tal, sino el transmitir esta manera de relacionarse, de hacer fiesta, que podríamos clasificar como intemporal, ya que siendo de épocas muy antiguas, es totalmente vigente en la actualidad.
En la actualidad hay muchos de los integrantes que ya cursan sus estudios en Conservatorios, siendo algunos de ellos profesionales de la música en otros ámbitos, así como profesores, lo que también le está dando una calidad sobreañadida a lo que ya de por sí son los Animeros de Caravaca.
No podemos dejar de recordar a aquellos Animeros de Nerpio que tanto hicieron y les aportaron por aquellos años del siglo pasado, que, aunque había músicos por muchos lugares: Barranda, Almaciles, Campo de San Juan, etc. pero de forma organizada solo conocieron a los referidos de Nerpio y ¡cómo no! a los pioneros y que algunos ya han fallecido, pero su recuerdo queda siempre: Antonio Pérez «de los Calaricos», Juan Pérez «Gamboa» y su hijo Juan José, Juan Balbino, Teodoro Fernández, Policarpo y su padre, Pedro Álvarez, Domingo, Amable Campoy, José Antonio Sánchez… y tantos otros que de forma casi anónima han y siguen siendo Animeros.
Mucho más podríamos seguir escribiendo, pero en las reseñas que se acompaña al artículo se puede ampliar, sin embargo, lo que es necesario transmitir y decir, cuando ya va terminando la tarde, que esto es para vivirlo, que esto que yo he recibido es un regalo que me han dado estos amigos, que aunque en numerosas veces los he oído y visto, nunca había participado de esa sensibilidad que me han transmitido y con una normalidad y sencillez como si no hicieran nada extraordinario, como si las cosas fueran como son y es que realmente así son. Los Animeros tienen historia, tienen presente y, sobre todo, tienen futuro.
Gracias amigos por vuestro regalo, gracias por ofrecerme tanto material escrito y por vuestra generosidad de ponerlo al servicio de quien lo desee consultar, gracias por el inmenso trabajo que habéis realizado y gracias, sobre todo, por hacer felices a tantas generaciones.

FICHA TÉCNICA
N0MBRE: Hermandad de Ánimas de Caravaca de la Cruz – Los Animeros.
MAYORDOMO: Juan Miguel Burruezo Sánchez
CONTACTO: animerosdecaravaca@hotmail.com
AÑO DE FUNDACIÓN: 17-2-1523 (refundación: Asociación inscrita en el registro oficial año 1976)
MIEMBROS: 57 hermanos
INSTRUMENTOS QUE USAN: Guitarra mayor, guitarra de ánimas, tenor, requinto, guitarro atiplado, guitarro, guitarra española, laúd, bandurria, laudín, violín, flauta, clarinete, pandereta, postizas, platillos, timbal y campanillas.
PIEZAS QUE TOCAN:
– Baile suelto:
o Malagueñas ( «de arriba», «cifrá», » de los tangos» y «de Juan Breva»).
o Jota («de La»,»de Re», «Hierbabuena»)
o Pardicas («de Arriba», «la deTres», «Poblatas»)
o Seguidillas («Sevillanas», «Gandulas», «Manchegas»)
– Baile agarrao: Pasodobles, mazurcas, vals, etc.
– Repectorio religioso: La Tremenda, Animeras, Animeras cifradas, Son de ánimas, En El Nombre del Verbo, San Francisco, Santo de ánimas, Son pesaos, Aurora María, Son ligero, La Gloria, Pastores, Venir Pastores y diversos villancicos autóctonos.
ACTOS QUE REALIZAN DURANTE EL AÑO:
– El ciclo comienza en el mes de Octubre, con el Rosario de la Aurora (primero y último domingo), en la iglesia de Santa Clara y el último en El Salvador.
– Noviembre: el sábado siguiente al Día de loPor la residencia sanitarias Difuntos: Misa de Ánimas en El Salvador.
– Diciembre:
– Día 12: Castillo de Santa Lucía en la cuesta del castillo.
– Último domingo de Adviento (domingo anterior a Nochebuena): Misa Víspera de Gozo en El Salvador.
– Día 23 en la Ermita de los Santos Mártires en Calasparra Misa de la Luz de Belén.
– Día 24 Nochebuena: Misa del Gallo en el Castillo, tras la misa, villancicos y baile en el patio.
– Día 25 Navidad: Misa del Nacimiento en el Castillo, tras la misa, baile en la puerta de acceso. Se subasta la primera malagueña de la Pascua.
– Último sábado del año: Fiesta de los Inocentes
– Enero: Entre Nochevieja y Reyes baile de Pascua en la Plaza Tuzla
– Junio: Día 9: Fiesta Fin de Curso de la Escuela de música y baile en el paraje de Las Fuentes del Marqués y donde se invita a una Cuadrilla amiga.
Agosto: El primer día se celebra la Fiesta del ajo en la calle Mayrena.
Además de estos actos fijos, se participa en Encuentros, Certámenes, Fiestas, etc. de música tradicional donde son invitados, así como se celebran diversos «bailes sueltos» durante el resto del año.

COPLAS SUGERIDAS POR LOS ANIMEROS DE CARAVACA
«Vente conmigo que tengo
un palacio para ti
y le falta tu hermosura
para adornar tu jardín.»
(En recuerdo de Antonio Pérez el del «Calarico»)

«Estate quieto Vicente,
que mi madre está en el horno,
por la calle pasa gente
y va sentir el trastorno.»
(En recuerdo de Domingo Martínez «Domingón»)

«Hermosa Virgen del Carmen
vente conmigo a vivir,
mientras los albañilicos,
te avían el camarín.»
(En recuerdo de Juan de la Cruz Pérez «Gamboa»)

ENLACES DE INTERÉS PARA CONOCER A LOS ANIMEROS DE CARAVACA:
– Los Animeros de Caravaca. Cuaderno nº 1
https://onedrive.live.com/view.aspx?Bsrc=Share&Bpub=SDX.SkyDrive&resid=C55A658AE2D77CF4!262&cid=c55a658ae2d77cf4&app=WordPdf&authkey=!ArSSdEwzLxhTL4U
– Los Animeros de Caravaca. Cuaderno nº 2
https://onedrive.live.com/view.aspx?Bsrc=Share&Bpub=SDX.SkyDrive&resid=C55A658AE2D77CF4!161&cid=c55a658ae2d77cf4&app=WordPdf&authkey=!ArSSdEwzLxhTL4U
– Los Animeros de Caravaca. Cuaderno nº 3
https://onedrive.live.com/view.aspx?Bsrc=Share&Bpub=SDX.SkyDrive&resid=C55A658AE2D77CF4!162&cid=c55a658ae2d77cf4&app=WordPdf&authkey=!ArSSdEwzLxhTL4U
– Los Animeros de Caravaca. Cuaderno n º 4
https://onedrive.live.com/view.aspx?Bsrc=Share&Bpub=SDX.SkyDrive&resid=C55A658AE2D77CF4!163&cid=c55a658ae2d77cf4&app=WordPdf&authkey=!ArSSdEwzLxhTL4U
– Los Animeros de Caravaca. Cuaderno nº 5
https://onedrive.live.com/view.aspx?Bsrc=Share&Bpub=SDX.SkyDrive&resid=C55A658AE2D77CF4!164&cid=c55a658ae2d77cf4&app=WordPdf&authkey=!ArSSdEwzLxhTL4U
– Los Animeros de Caravaca. Cuaderno nº 6
https://onedrive.live.com/view.aspx?Bsrc=Share&Bpub=SDX.SkyDrive&resid=C55A658AE2D77CF4!165&cid=c55a658ae2d77cf4&app=WordPdf&authkey=!ArSSdEwzLxhTL4U
– Los Animeros de Caravaca. Cuaderno n º 7
https://onedrive.live.com/view.aspx?Bsrc=Share&Bpub=SDX.SkyDrive&resid=C55A658AE2D77CF4!166&cid=c55a658ae2d77cf4&app=WordPdf&authkey=!ArSSdEwzLxhTL4U
– Revista Mascarada de la Península ibérica
https://onedrive.live.com/view.aspx?Bsrc=Share&Bpub=SDX.SkyDrive&resid=C55A658AE2D77CF4!285&cid=c55a658ae2d77cf4&app=WordPdf&authkey=!ArSSdEwzLxhTL4U
– Los Animeros de Caravaca: La tradición viva
https://www.facebook.com/notes/animeros-de-caravaca/los-animeros-de-caravaca-la-tradici%C3%B3n-viva/1282766010574226
– Los Animeros de Caravaca hoy
https://www.facebook.com/notes/animeros-de-caravaca/los animeros-de-caravaca-hoy/130587823676378
– Disco – Libro: «Antiquísima Misa de Ánimas» Publicado por Diputación Provincial de Albacete. Año 2006
– Tesis Doctoral: «LA HERMANDAD DE ÁNIMAS DE CARAVACA DE LA CRUZ:
Música, revival y etnicidad en la Sierra de Segura»
Autor: Julio Guillén Navarro Universidad de Valladolid
Enlace: https://www.educacion.gob.es/teseo/mostrarRef.do?ref=952185
(incluye texto y archive sonoro)
– Disco de vinilo y cassete «Los Animeros de Caravaca» año 1980
– CD «Los Animeros de Caravaca» 2002