CARM

El Consejo de Gobierno ha autorizado una inversión de 1.379.511 euros para acometer los trabajos de ampliación y mejora de los sistemas de deshidratación de fangos de las estaciones depuradoras de aguas residuales de Archena, Bullas, Caravaca de la Cruz y Totana.

La Entidad Regional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales (Esamur) gestiona las depuradoras de dichos municipios a través de diversos convenios interadministrativos suscritos con los ayuntamientos. Estas infraestructuras disponen de sistemas de deshidratación de fangos, que son parte fundamental del proceso de depuración que se lleva a cabo, con lo que se disminuye el volumen del fango generado, permitiendo su posterior gestión.

Estos sistemas de deshidratación presentan problemas de capacidad o de garantía de funcionamiento en los decantadores centrífugos, lo que provoca numerosas averías, así como un alto riesgo de rotura y dificultades para su mantenimiento. Los proyectos constructivos recogen el conjunto de trabajos  necesarios para la ampliación y mejora del sistema de deshidratación de fangos de estas cuatro instalaciones.

El Gobierno regional tiene como objetivo la mejora de las estaciones depuradoras de la Región para hacerlas más eficientes y contribuir así a la optimización en el aprovechamiento de los recursos y a la protección del medio ambiente.