AMETSE

La asociación meteorológica del Sureste resalta que se han alcanzado cantidades de precipitación media entorno a los 90 litros sin que las intensidades hayan llegado a ser torrenciales.

La conjunción de una DANA situada durante 72 horas en el entorno del estrecho de gibraltar junto a la entrada de vientos húmedos de levante han propiciado el temporal de lluvias más intenso para un mes de abril de los últimos 50 años, tanto por las cantidades como por la extensión de las precipitaciones.  Pese a que hablamos de cantidades muy importantes, las lluvias se prolongaron durante varias horas sin alcanzar intensidad de torrencial con excepción de puntos de la comarca de La Marina Alicantina. Tras unos meses de Invierno en los que las precipitaciones apenas habían llegado a los 20 litros, el temporal que hoy se despide del sureste peninsular ha dejado en la región de Murcia, sur de Alicante y de Albacete una media cercana a los 90 litros, siendo las zonas más afectadas la zona oriental del la comarca del altiplano con valores de hasta 146 litros en la estación meteorológica de la Sierra de El Carche perteneciente a la red SAIH/AMETSE. Cantidades entorno a los 130 litros han caido desde el pasado Jueves en puntos de los municipios de Abanilla y Fortuna. Otras cantidades  importantes las encontramos en Cartagena (128 litros), Cehegín (139 litros), Bullas (147 litros) y hasta 125 en Murcia (Majal Blanco) y Mula.

Cantidades inferiores se han medido en la ciudad de Orihuela (82 mm), siendo Águilas el municipio que menos agua ha recogido estos días, entorno a los 40 litros.

Con respecto a los embalses de la cuenca del segura, la repercusión también está siendo positiva, creciendo las reservas en más de 20 hectómetros cúbicos durante las últimas horas, destacando las subidas de volúmenes en los embalses de La Fuensanta y El Cenajo, siendo previsible que esta cantidad aumente en los próximos días debido a las escorrentías, ya que las lluvias no solo se han centrado en la costa si no que también han afectado a la zona de cabecera.

En la balanza de lo bueno y lo malo que dejan estas lluvias, todos estos datos dibujan en general un panorama muy positivo con unas precipitaciones que han supuesto un importante alivio para los ecosistemas del sureste penínsular, ya que partían con unas perspectivas poco halagueñas hace apenas unos días tras varios meses sin lluvias de importancia y ante la cercanía del verano que en sureste es sinónimo de calor y escasez de lluvias. Otros sectores como la agricultura de secano también se han visto muy beneficiados por las lluvias.

Señalar por último que las previsiones meteorológicas a corto y medio plazo indican un estabilización del tiempo a partir del martes con temperaturas más altas, ausencia de lluvias y alguna racha de viento moderado de poniente tanto el martes como el jueves, tendiendo a amainar hacia finales de la semana.