JAIME PARRA

El pasado 27 de abril, en el marco de las actividades organizadas para la celebración de la Semana Cultural en el IES Emilio Pérez Piñero (Calasparra), los alumnos del grupo de teatro Alegría-Proneep representaron la obra “El Fantasma de Villasimplona de Arriba”. Se trata de una obra sencilla que destaca la importancia excesiva que en la sociedad actual se da a las apariencias mientras lo verdaderamente importante resulta invisible a los ojos.
En la obra participaron alumnos/as de todos los cursos de la ESO manifestando una gran actitud de compañerismo y trabajo en equipo que propició un clima estupendo para la representación de la obra. Los alumnos trabajaron, se esforzaron, ensayaron muchas horas, memorizaron una y otra vez, se ayudaron entre ellos, colaboraron con el diseño del decorado y la organización del vestuario… en definitiva, se implicaron activamente en una actividad muy enriquecedora, que favorece el logro de todas las competencias básicas, el desarrollo de la capacidad intelectual y la inclusión real de todos los alumnos más allá de sus características personales. El teatro logra optimizar los puntos fuertes de cada persona así como superar las limitaciones, desarrollar el sentido de la responsabilidad y el compromiso con el grupo.

Y los robots salieron a escena
A comienzos del presente curso, nuestro centro se unió a un interesante proyecto que pretendía introducir al alumnado en el mundo de la robótica y la programación. Nuestro centro pudo contar con la “presencia” de dos robots que decidimos utilizar para la puesta en marcha de diferentes actividades de dramatización. Concretamente, los alumnos rodaron un cortometraje en el que alumnos y robots interactuaban. Aprovechando, además, que nuestra obra de teatro estaba en marcha y que ofrecía la posibilidad de integrar a los robots, el equipo docente que formaba parte del proyecto acordó convertir a los robots en los narradores de nuestra historia. Tras horas de trabajo, ensayo y programación, así como de caracterización de los robots, logramos que los robots se introdujeran exitosamente en nuestra obra como personajes de la misma.
El pasado 18 de Mayo, los alumnos participantes en este proyecto junto con sus profesores asistieron a la II Edición del Ciclo de Teatro Robótico que se celebró en el Museo de la Ciencia y el Agua (Murcia). Allí, proyectamos nuestro corto y representamos nuestra obra robotizada. Además, pudimos ser partícipes del trabajo de los compañeros de otros centros educativos. La gran noticia fue que reciberon el premio a la mejor obra de teatro del encuentro. Estos alumnos habían hecho un gran trabajo y sin duda lo merecían. ¡Felicidades!

Ismael Moreno (4º ESO): “Hay tantas cosas que me gustan del teatro… Lo mejor ha sido el trabajo en equipo. Me encanta el final de la obra, la enseñanza que intenta transmitir”.

Noelia Márquez (4º ESO): “Nos hemos respetado todos muchos. Aceptamos fácilmente el papel que nos tocó. Hemos aprendido muchas cosas nuevas sobre el teatro”.

Jessica Márquez (4º ESO): “Ésta ha sido la obra que más me ha gustado representar, he tenido que aprenderme un papel muy largo pero, con esfuerzo, lo he conseguido”.

Cristina Espín (3º ESO): “Me divierto haciendo teatro. Nos hemos reído mucho con el fantasma y con el mayordomo; me encantó limpiarlo con el plumero, jajajaja”.

Susana Pérez (1º ESO): “Hacer teatro me permite dejar de ser yo misma para convertirme en otra persona durante un rato”.