A finales de 2017, Agua de Cantalar anunciaba la renovación completa de la marca, en la que apostaba por una nueva imagen, con un logotipo más actual, el cambio en sus dos botellas de 0,5 litros y 1,5 litros en PET y el lanzamiento de la botella de 1 litro en vidrio de máxima calidad.

El 2018 comienza con la aplicación de esta nueva identidad gráfica a sus dos formatos de garrafa.

Siguiendo en la línea de las tres botellas que ya hay en el mercado, para las etiquetas de estas dos referencias, Agua de Cantalar, utiliza imágenes de paisajes y monumentos emblemáticos de la Región de Murcia.

La garrafa de 5 litros pone en valor el Arte Rupestre de Moratalla, con la inclusión de una de sus pinturas rupestres y el logo Moratalla, Naturaleza y Arte Rupestre, haciendo un homenaje al municipio donde se encuentra el Paraje de Villafuerte, donde nace el Agua de Cantalar.

Por su parte, la etiqueta de la garrafa de 8 Litros muestra el Faro de Cabo de Palos, situado en una zona privilegiada de la Región de Murcia como es Cartagena, llena de historia y tradición.

Con la puesta en el mercado de estas garrafas “renovadas”, la empresa murciana culmina una renovación que tiene como objetivo llevar Agua de Cantalar a todos los hogares de la Región de Murcia. Poniendo en valor un agua única en España, declarada minero-medicinal en 1891, cuyo manantial se encuentra a 1750 metros de altitud y tiene un caudal inalterable desde hace más de 125 años. ¡Bendita Agua de Murcia!