JAIME PARRA

La Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental del Noroeste (Afemnor) ha salido a las calles de Cehegín para concienciar a los vecinos ante la discriminación que aún sufren las personas con problemas de salud mental e intentar desterrar tópicos y prejuicios que rodean a estos trastornos.

El objetivo de este año es reclamar que la salud mental es un derecho necesario para todas las personas más allá de su situación personal, económica o social.

De manera directa AFEMNOR atiende a más de 100 personas repartidas entre todos sus servicios, multiplicándose notablemente este número si contabilizamos aquellas personas atendidas de manera indirecta (familiares, programas de sensibilización, etc…).

Entrevistamos a la psicóloga y coordinadora de la asociación, Mari Cruz Torralba.

¿Qué actividades realiza a lo largo del año y qué servicios ofrece?

Entre nuestra cartera de Servicios se encuentran los siguientes:

  • Servicio de Centro de Día.
  • Programa de Familias: Escuela de Familias y Grupo de Ayuda Mutua.
  • Servicio de Apoyo y acompañamiento en el domicilio (SAD).
  • Programa de información, orientación y asesoramiento.
  • Programa de atención a población Infanto-Juvenil con problemas de salud mental y/o riesgo de padecerlos y familiares.
  • Programa de Sensibilización y lucha contra el estigma.
  • Servicio de Ocio y Tiempo Libre.
  • Servicio de Formación y Empleo.

¿Qué reivindicaciones tiene AFEMNOR en nuestra comarca?

Salud Mental Noroeste AFEMNOR pide que se incentive la disminución de las desigualdades mediante estrategias y medidas que favorezcan una buena salud mental en la población con perspectiva de género.

Que estas medidas incluyan una campaña de concienciación para la población más joven y el refuerzo para mejorar los datos de empleo, que para las personas con problemas de salud mental es del 16,9%, la cifra más baja de todas las discapacidades.

También se continúa pidiendo una mayor y mejor atención de las personas con problemas de salud mental por medio de más personal sanitario en nuestro Centro de Salud Mental así como en el Hospital Comarcal del Noroeste (psiquiatras, psicólogos, enfermeros, terapeutas ocupacionales, etc…) así como que se frene el continuo cambio de personal que dificulta el enganche terapeútico con los pacientes así como el poder realizar un tratamiento efectivo.