PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Dos curiosidades iniciales para hablar de él. Una, ocurrió corriendo el año 2012, cuando, para celebrar una gira mundial, montó el espectáculo titulado “Mi despedida”, con el que era su intención retirarse de los escenarios. En esa gira visitó el vetusto coso taurino de “La Condomina”, en Murcia, donde éramos más de 20.000 las personas que abarrotábamos tendidos, andanadas, callejón, albero y demás lugares de ubicación de las instalaciones y donde, además, se encontraban, probablemente, todos sus compatriotas mexicanos que habitan en la Región de Murcia, coreando sus canciones como si no hubiera habido un mañana por delante. La otra, fue cuando vimos a dos auténticos monstruos que parecían medirse las voces cantando a dúo “El rey”: él y Raphael. Qué potencia, qué dominio, qué fuerza, qué ilusión… ¡¡¡una auténtica maravilla!!!

Vicente Fernández Gómez (17-02-1940, Huentitán el Alto-Jalisco-Guadalajara-México/12-12-2021, en el mismo lugar de nacimiento), cantante de rancheras y folclore mexicano conocido, además de como Vicente Fernández, su nombre artístico, como “El Charro de Huentitán”, “Chente” o “El rey del mariachi”, entre otros muchos motes otorgados por su público como artista distinguido. Interpretó rancheras, fue actor, empresario y productor discográfico. Ganó dos premios Grammy, ocho Grammy Latinos, catorce “Lo nuestro” y una estrella en el Paseo de la Fama, de Hollywood. Y 60 millones de copias vendidas es la cifra que logró en abril de 2010. Padre del exitoso cantante mexicano Alejandro Fernández, con el que ha realizado diversas grabaciones a dúo. ​

Casado con su vecina.- Nos ponemos, ahora, en modo telegráfico porque es mucha la materia a condensar que tenemos por delante. Con 14 años, tras participar en un concurso en el que logró el primer lugar, inició carrera cantando en restaurantes, bodas, amigos y grupos familiares, al tiempo que vendía lechuguillas de agave que cosechaban en casa. En 1960 logró gran éxito en un programa de televisión denominado “La calandria musical”. Luego, llegó a Ciudad de México para incorporarse a la plantilla del restaurante “El Amanecer Tapatío”. ​Al iniciarse 1963, su madre fallecía víctima de un cáncer. El 27 de diciembre de ese mismo año contrajo matrimonio con María del Refugio “Cuquita” Abarca Villaseñor, vecina suya en Guadalajara. La pareja tuvo tres hijos: Vicente, Gerardo y Alejandro. Adicionalmente, adoptaron a Alejandra. ​

El éxito con “Volver, volver”.- Trabajó en el cabaret “El Sarape” por un sueldo como cantante. En 1964 probó suerte con los grupos de mariachis más reconocidos en México. A partir de 1965, colaboró con la emisora “XEX-AM”, consiguiendo llegar a audiencias más numerosas y consolidar su fama. Presentación en el “Teatro Blanquita” de México y contrato con la discográfica “CBS”, para grabar sus primeros éxitos, fueron decisivos para intensificar su notoriedad. Hasta que llegó “Volver, volver”, la canción que lo instaló en la cima del éxito, un tema que, luego, grabarían Raphael, Concha Buika, Nana Mouskouri y muchos más. Con esta canción alcanzó el afianzamiento como uno de los grandes cantantes de rancheras de todos los tiempos, superando récords de ventas en EE.UU., España e Hispanoamérica.

Cine.- Debutó en el cine, en 1971, con “Tacos al carbón”. Pero tendrían que trascurrir tres años más para lograr su primer éxito cinematográfico: “La ley del monte”, cuyo álbum musical gozó de extraordinaria popularidad. Su fama siempre respondió al éxito de sus rancheras: “Volver, volver”, “El rey”, “De qué manera te olvido”, “La ley del monte”, “Las llaves de mi alma” o “Cruz de olvido”, temas que se convirtieron en grandes éxitos internacionales. Como concierto multitudinario cabe destacar el del 14 de febrero de 2009, cuando se presentó en el Zócalo, de Ciudad de México, ante una asistencia que superaba las 220.000 personas. Su muerte se ha debido a un problema multiorgánico derivado del síndrome de Guillain-Barré, al quedar colapsados sus sistemas hematológico, cardiovascular, renal y pulmonar.​ Tenía 81 años.