GLORIA LÓPEZ

Este martes por la mañana el salón de plenos del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz se llenó de triatletas para recibir al caravaqueño Abel Torreblanca López, que quedó primero en 800 metros y tercero 1.500 metros en el Campeonato del Mundo Júnior de Atletismo Paralímpico, celebrado a principios del mes de agosto en la localidad suiza de Nottwil.

Junto al jovencísimo campeón estaban, además de su familia, los alumnos de la Escuela Municipal de Triatlón y  los monitores Sebastián Abril y Francisco Aroca, así como uno de los preparadores de atletas de la ONCE, Guillaume le Mouhaer, encargado de dirigir los entrenamientos de Abel previos a este mundial.

Torreblanca padece una enfermedad visual que provoca una agudeza y un campo visual reducido, denominada de Best, lo que no le ha impedido practicar desde muy pequeño triatlones con la Escuela Municipal Triatlón de Caravaca de la Cruz.

Abel en sus declaraciones ante el alcalde, José Francisco García y varios de los concejales que lo recibieron, entre ellos el de deportes José Fernández Tudela, ha reconocido que su paso por Suiza ha sido una gran experiencia, tanto deportiva como de compañerismo. La misma que ha encontrado durante estos años en las escuelas municipales, que siempre han fomentado su trabajo y su esfuerzo.

Un total de diecinueve deportistas y seis guías representaron a España en el Campeonato del Mundo Júnior de Atletismo paralímpico que se celebró en la localidad suiza de Nottwil del 1 al 4 de agosto, siendo nueve de ellos miembros del Equipo Liberty Seguros de Promesas y los otros diez pertenecientes a la Federación Española de Deportes para Ciegos, entre estos últimos se encontraba el caravaqueño.

Torreblanca López es también campeón de España y tiene la marca mínima para participar en 400 metros dentro de la categoría sub-17.

Su capacidad de superación y su fuerza de voluntad a la hora de entrenar y conseguir sus objetivos nos demuestra que solo es imposible aquello que no se intenta.