GLORIA LÓPEZ

Tiene 17 años, acaba de terminar la EBAU y quiere estudiar Derecho en Murcia. Aunque cuando ganó el Campeonato del Mundo se tintó de rubio, hoy viene moreno, vestido de calle y con pocas ganas de hablar de su currículum deportivo con más títulos que primaveras.

Abel Torreblanca preparado para el entrenamiento de bicicleta

La afición al deporte le viene desde muy pequeño, en una casa donde todos hacen deporte, empezó con la natación y poco después se pasó al triatlón de manos de Noa Delgado y Paco Carricos, que le metieron el gusto por un deporte duro pero divertido. Después de pasar un verano en un campamento deportivo organizado por la ONCE, fue fichado por la selección de atletismo paralímpico, aunque asegura que lo que más le gusta es el triatlón.

Abel Torreblanca López es Campeón de España en 1500 y Campeón del Mundo en 800.

P¿Cuándo empezaste a practicar deporte?

R Con seis años ya estaba en triatlón, pero antes había practicado natación.

P ¿Cuáles son los deportes en los que compites actualmente?

RHasta ahora he estado compitiendo en atletismo, en 1500, 800 y 400. Pero ahora estoy entrenando para ir al Campeonato de España de Paratriatlón que se disputa en julio en Soria.

P¿Qué te gusta más, el atletismo o el triatlón?

RDe entre los tres deportes que componen el triatlón, el que más me gusta es correr, nadar y la bicicleta me cuesta un poco más. Pero entre el atletismo y el triatlón, prefiero el triatlón. Es más completo.

P ¿Cuál es tu rutina de entrenamiento para el Campeonato de España de Soria?

RPues de momento estoy entrenando con Sebas Abril el triatlón y con Molina he estado entrenando para el atletismo. Nadamos tres días a la semana un par de horas, dos días de bicicleta y dos días corriendo.

P ¿De las tres categorías qué es lo que más trabajo te cuesta?

RLa bicicleta. Al tener visión de túnel me cuesta mucho recorrer los circuitos donde hay muchas curvas o rotondas. La natación es difícil solo en mar abierto, donde no puedo localizar a los compañeros o reconocer las boyas, pero aún así se puede.

Puede él, que ha forjado un espíritu y una serenidad ante la vida y su discapacidad que muchas veces nos falta a los que tenemos todas las capacidades. Para Abel todo es normal, porque no lo ha conocido de otra manera “es que yo pensaba que todo el mundo lo veía así”, pero nada de lo que hace es normal. Para quien no lo sepa él nació con una afección en la vista que le afecta a la visión periférica o lateral, solo puede ver frontalmente, no por los lados. Es por eso que cuando se dieron cuenta que Abel no veía bien y acudieron al médico, este se echó las manos a la cabeza cuando le dijeron que montaba en bicicleta. No solo montaba, sino que hacía triatlones.

P ¿Has tenido dificultades con tus compañeros en el deporte por tu discapacidad?

RNo han sido dificultades ni problemas, han sido situaciones que se han dado a raíz del desconocimiento ante mi discapacidad. En un principio nadie sabía que yo tenía la visión de túnel, ni siquiera yo, por lo que cuando me metía por enmedio, o me saltaba alguna curva en los triatlones siempre pensaban que estaba despistado. Es una discapacidad que, al no verse, no es tan fácil de detectar o de que te ayuden como a otra gente a la que le falta una pierna.

P ¿Qué ayuda recibes por parte de la ONCE?

RTotal. Una vez que se me reconoció el problema y asistimos a las reuniones, se me asignó un profesor de apoyo que vigila que mi trato dentro del instituto y ahora en la universidad sea el adecuado, me proporcionan todo el material como los medios técnicos (tablet, programas… ) que necesito.

P ¿Y en el deporte como te apoya la selección de paratriatlón o la ONCE?

RPues bastante, la verdad. La ONCE me ha cedido un Tándem (bicicleta para dos personas) con el que estoy entrenando para el campeonato de Soria. Según termine mi clasificación allí, la selección me buscará un triatleta para que me acompañe en los paratriatlones. Hasta ahora he entrenado con mi hermano, pero es menor de edad y no puede competir conmigo, así que a Soria me va a acompañar Jose Antonio Oyonarte.

P El año que viene te vas a Murcia a estudiar… ¿Cómo vas a compaginar estudios y deportes?

RPues depende de cómo se me de el campeonato este verano, si consigo buenas marcas y la selección sigue contando conmigo me buscará un equipo en Murcia con el que pueda entrenar. Mi idea es quedarme allí a vivir.

Y mientras lo miro, con mi visión periférica completa, me doy cuenta que su “visión de túnel” es en él más que una discapacidad una forma de ver la vida. Es centrarse en el objetivo al final del túnel sin descentrarse en lo que le rodea y que no puede ver: el no puedo, el no me dejan, el no voy a llegar, el no voy a poder montar. Todo eso que nosotros vemos y nos impide avanzar, él lo deja a los lados, solo visualizando un objetivo. Las paraolimpiadas. Y cada día lo veo más cerca, porque forma un tándem maravilloso con una familia que no lo bajó de la bicicleta, sino que se montó con él para guiarlo por donde no veía, para levantarlo cuando se caía, para ser sus ojos fuera del túnel.

Dicen que no te define la discapacidad, sino cómo haces frente a los desafíos que esta te presenta. Es tu actitud la que estoy segura te dejará a las puertas de las paraolimpiadas y tu coraje el que te hará ganarlas. Suerte.