MARÍA DOLORES MUÑOZ/PRESIDENTA DE LA FEDERACIÓN DE MUNICIPIOS DE LA REGIÓN DE MURCIA

Hace poco una persona muy presente en mis labores municipalistas me comentaba que “todo son puras matemáticas”. Aquello me hizo reflexionar, porque soy de las que piensa que eso mismo sucede con la política. Porque según como yo lo veo todo o una gran parte es política. Y no me refiero a que todo esté politizado, cosa que sí afecta al sentir de una segmento significativo de la ciudadanía (pero eso sería otro debate), sino que las decisiones más importantes que influyen en la vida de las personas son el resultado de un debate político previo y por lo tanto de un proceso electoral. Todo o casi todo es política.

Pero esto no es posible sin la suma de acuerdos, sin la multiplicación previa de propuestas que forman la ecuación adecuada para que la ciudadanía cuente con servicios, leyes, normas, ayudas, sanidad, educación, y un interminable etcétera, que crea el engranaje con el que funcionamos, con el que somos SOCIEDAD.

El 9 de junio la sociedad murciana celebramos el Día de la Región de Murcia, un día en el que la suma de los 45 municipios hace posible que en nuestra Comunidad Autónoma nos sintamos orgullosos de nuestra historia, nuestra trayectoria, de los grandes y pequeños detalles que nos definen…

Cada uno de los municipios murcianos es especial en sí mismo, y cada vez, sin duda alguna, son más fuertes, lo somos. Por nuestro compromiso, el de las entidades públicas, con nuestros vecinos y vecinas, por el progreso de éstas en las materias que construyen el Estado de Derecho.

Podría dedicar las 340 palabras restantes que debe contener este artículo contando lo más característico de cada pueblo, o el motivo por el que amamos esta región los murcianos que creamos comunidad cada día o los que la añoran por vivir fuera de ella. Pero creo que es más importante hablar de lo que necesitamos para que el resultado de esta fórmula sea la correcta.

Los municipios precisamos independencia económica, y por ello desde la FMRM seguimos reivindicando una Ley de Financiación Local para que las entidades locales podamos manejar el presupuesto adecuado y justo, con el objetivo de llevar a cabo la gestión municipal de calidad para la ciudadanía que cada día nos demanda más y más. Y es que de lo que estamos hablando es de participar de los ingresos del Estado, que siguen siendo insuficientes, por otro lado, los de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, que de hecho son inexistentes.

En nuestra región, insisto, los ayuntamientos no contamos con esa participación de los ingresos de la CARM. En los últimos años, hemos perdido peso en el gasto público del Estado, y sin embargo, somos la administración más próxima a la ciudadanía, por lo tanto, es necesario que se apueste por la renovación del sistema financiero de las Comunidades Autónomas, pero a su vez, por el sistema financiero de la Administración Local. La apuesta por lo local es la apuesta por la región.

Podríamos resumirlo en que tenemos la necesidad urgente de renovar el marco legal de los ayuntamientos con una nueva Ley de Régimen Local, que clarifique competencias y así poder contar con una financiación propia para poder asumir los servicios que prestamos desde los ayuntamientos.

Y es que, el Día de la Región, no solo debe ser momento de celebración, sino momento de recordar lo que nos puede hacer mejores, de andar hacia un objetivo común conjuntamente, que sume y que no reste, porque en este ejercicio matemático y político el resultado debe ser más y no menos.