Ya en la calle el nº 1047

Caravaca Inédita: desenterrando el pasado caravaqueño

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

JUANA Mª MARÍN/ARQUEÓLOGA

– ¿Caravaca inédita?

– Si, ha quedado precioso el libro editado por Gollarín.

Caravaca Inédita: desenterrando el pasado caravaqueño
Portada Caravaca Inédita

– Puede ser un buen regalo para Navidad, un regalazo más bien. Una edición preciosa, unas fotografías espectaculares, textos cuidados….no me lo podía imaginar de mejor manera. Es un libro que no puede faltar en la biblioteca de cualquier caravaqueño interesado por conocer su pasado.

– Sí, una maravilla. El trabajo de treinta años de arqueología local en un solo libro. ¿Sabes? Me han encargado que haga una reseña de la obra, pero necesitaría muchas páginas y el director solamente me deja escribir setecientas palabras.

– Suerte….a ver qué tal te queda.

Bien, aquí estoy intentando reseñar uno de los libros sobre la Historia de Caravaca más completos, más recientes y más complejos que se han escrito y para ello, como he comentado, el espacio es reducido, y aunque soy parca en palabras, hoy podría llenar la edición entera, entre agradecimientos, anécdotas e hilos rojos (a los que ya sabéis que les tengo mucha fe).

He decidido no hablar mucho del libro y su contenido porque la idea es que ustedes, lectores, lo compren y lo regalen estas navidades. Como comentábamos antes, es un gran regalo y pensad que, al tratarse de un libro con las características que tiene este, posiblemente cuando se agote, lamentaremos no haberlo comprado. Pasarán otros treinta años para hablar de una obra como Caravaca Inédita.

Decía que en este libro están recogidos treinta años, ni más ni menos, de arqueología e historia local, de manos de muchos compañeros y amigos de profesión, que por distintas circunstancias acabaron excavando en Caravaca. Pero el denominador común de todo este trabajo ha sido aquel que nos ha supervisado, nos ha acompañado en las dificultades del trabajo, nos ha ayudado y también nos ha tirado de las orejas cuando ha sido necesario.

Hablo de Francisco Brotóns Yagüe, el arqueólogo municipal de Caravaca y garante de la protección de sus yacimientos y su patrimonio histórico y arqueológico.

Este artículo, sobre todo, quiere ser un pequeño homenaje a este técnico que ha engordado nuestra lista de yacimientos arqueológicos durante casi treinta años y que todavía sigue engordándola en sus numerosas prospecciones por el territorio (pasamos de cincuenta a casi trescientos yacimientos), al que ha situado a Caravaca en el mapa de la arqueología nacional con sus estudios y artículos científicos sobre yacimientos tan interesantes como los castillos romanos en Barranda y Archivel, sobre el Templo romano de la Encarnación o los poblados Calcolíticos de Molinos de Papel, en el núcleo urbano de Caravaca, y Casa Noguera en Archivel, entre muchísimos otros. Personalmente he tenido la suerte de trabajar con él y conozco de primera mano su dedicación, su honestidad y su pasión por lo que hace, por eso quería que en estas líneas conocieseis a Paco, si todavía no lo conocéis y darle las gracias por su amor a esta profesión y a esta tierra. ¡Gracias de verdad, y no te jubiles nunca!

Además de homenajear a Paco, también quería recordar, ya que citarlas a todas me resulta imposible, a las personas que han participado en las numerosas excavaciones realizadas para poder llegar hasta aquí, y a su duro trabajo, porque la arqueología es un una de las ciencias más multidisciplinares que hay y debemos coordinar a muchos expertos para que el resultado sea el deseado.

El trabajo de arqueología requiere de paciencia, esfuerzo y muchos sinsabores y, a diferencia de nuestro televisivo compañero Indiana Jones o del mismo Tadeo, que provocan la mayor de las simpatías entre niños y adultos, nosotros no corremos con la misma suerte. Nuestra realidad es otra, y en ocasiones somos acusados de querer frenar el progreso paralizando obras, carreteras u otras infraestructuras, pero es más bien lo contrario: para poder seguir avanzando como sociedad necesitamos profundizar en el pasado, algo imposible si no  protegiéramos sus vestigios.

A pesar de todo siguen existiendo enamorados de la arqueología que luchan contra viento y marea para que hoy podamos disfrutar de libros como este.

Para finalizar, querría agradecer a Aqualia el regalo que ha hecho al pueblo de Caravaca al financiar este trabajo y, por supuesto, a Paco Marín, editor de este semanario y de Gollarín, por estar siempre dispuesto a dejar negro sobre blanco todo lo relacionado con Caravaca, sus costumbres, sus tradiciones o, como en este caso, su historia y su cultura material.

 

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE