Que la mujer ha llegado al mundo del trovo para quedarse fue algo que ya quedó patente en la tercera edición del Certamen de Trovos ‘Pascual García Mateos’, cuando Patricia Navarro conseguía ser la primera en ganar, hablando en femenino, este galardón. Ahora, la presencia de la mujer en el arte de la repentización queda plasmado en el cartel de la cuarta edición del certamen con una obra en la que la artista Antonia Esther Martínez Meroño ha querido reflejar una diosa del trovo con su estilo personal. “El mundo el flamenco y del trovo ha sido muy de hombres y considero que hay que poner en valor a esa figura femenina, porque la mujer también canta, escribe, hace poesía, pinta y trova”, justificó la artista.

En la obra se ve cómo en el lado del corazón, el izquierdo, esta diosa muestra su pecho y sustenta un carburo como “la luz de inspiración del arte trovero”. En conjunto, es un símbolo de donde emana “la inspiración y el arte del trovero”, afirma. Se sienta sobre una silla de anea, en vez de un diván, y se envuelve en un mantón de manila de antaño, de flecos largos y flores, y una guitarra estilo cubista, como fuente en la que se inspira la autora. “Mi estilo se basa en romper formas. Es muy ilustrativo, inspirador y abierto al simbolismo”, señala Antonia Esther. Al fondo está la Sierra Minera, “al más puro estilo de la tierra”, con un guiño a Asensio Sáez. Este cartel se suma a la colección de divas que hace la artista, basado en “cuplé, copla y flamenco”. “Yo no pinto a los artistas, yo pinto música”, añadió.

Federico García, presidente de la Asociación Cultural ‘Mesa Café de La Unión’ -organizador del certamen junto a la Fundación Cante de las Minas-, quiso agradecer el trabajo de la artista ensalzando el papel de la musa en el trovo, “la que da la inspiración al trovero cuando está solo ante el peligro, en el escenario y si nada aprendido, para que le aparezca la inspiración divina”. Por su parte, el presidente de la Fundación Cante de las Minas, Pedro López, recordó el valor del trovo para el Festival Internacional del Cante de las Minas. “El trovo vuelve a coger ese auge que nunca debería haber perdido y que la afición ha añorado”, señaló.

El certamen tendrá lugar el domingo 31 de julio, a las 20:00 horas en la Plaza Joaquín Costa.

Figuras

Para Alberto Castillo, periodista y presidente de la Asamblea Regional, hacer el papel de juglar en esta edición del certamen es un hecho que “cierra el círculo”, haciendo referencia a su amistad con Pascual García Mateos. “Le apreciaba muchísimo y fue uno de mis primeros cicerones para conocer el mundo de La Unión y del Certamen Internacional del Cante de las Minas”, señala.

Acumularon horas de tertulia cada vez que pasaba por su despacho en la radio, hablando el “ambiente literario e intelectual” que se genera en torno al Cante de las Minas. “Al principio de mi carrera profesional tuve que venir dos años a cubrir el Festival y recuerdo que estaba completamente perdido. Pascual me cogió de su mano y aquellas crónicas tenían detrás la figura de un maestro de su talla y su categoría profesional y humana”, recuerda. “Se nos fue muy pronto, quedaba mucha vida por delante y mucho trabajo que desarrollar a favor y en torno a La Unión y al Cante de las Minas, del que era un verdadero enamorado y un gran embajador”, lamenta Castillo, quien señala como “un honor” hacer de juglar del trovo, emocionado con el nombramiento.

La musa recae este año en María Jesús Poyato, formadora en habilidades de comunicación, coach y presentadora de eventos, natural de La Unión, quien se muestra “muy emocionada” con este nombramiento. “Vuelvo la vista atrás y aún recuerdo, siendo niña, a mi abuelo Antonio escribir un trovo en su cuaderno que luego recitaba a mi abuela Teresa mientras sus nietos ‘Los España’ jugábamos en el patio de su casa en la calle Santa María”, rememora la nueva musa, quien años después ya pudo asistir a varios certámenes cuanto a su ‘tito’ Pascualín e incluso presentó algunos de ellos. “He crecido escuchando este arte de la repentización, por lo que quisiera dar la enhorabuena a la Asociación por mantener el trovo como parte de nuestra cultura y tradiciones, y que se siga transmitiendo nuestra idiosincrasia como seña de identidad de nuestra ciudad”, añade.

Un heraldo era aquel que llevaba los mensajes de un lugar a otro. En este caso, Pedro López Milán, alcalde de La Unión y presidente de la Fundación Cante de las Minas, como heraldo del certamen, trae la noticia de que “el Cante de las Minas siempre va a trabajar por potenciar este arte y este concurso”. El arte de la repentización tiene mucho significado para él, ya que fue a través del trovo desde donde comenzó su arraigo y amor por el Festival. “Mis vivencias dentro del Festival vienen de la mano del trovo, de ir acompañando a mi padre a esa cita ineludible que eran los certámenes del Cine Mery, donde pudimos ver a los mejores troveros de una generación inigualable que hacían el deleite de todos los que allí estábamos”, afirma. Recuerda a Conejo II, a ‘El Patiñero’, Ángel Roca, ‘El Baranda’, ‘el Repuntín’ y ‘El Enteraillo’ y sus controversias, con una fusión de “humor y pique” y el olor a jazmín de aquel lugar que hacía, en conjunto, una velada especial para el que entonces era un niño de 9 años.

Abierto el plazo de inscripción de troveros

El periodo de inscripción tanto para troveros profesionales como aficionados, hombres y mujeres a partir de 16 años, continúa abierto hasta el próximo día 20. Toda la información se puede encontrar en https://festivalcantedelasminas.org/bases-trovos/. El máximo galardón para el ganador o ganadora del IV Certamen de Trovos ‘Pascual García Mateos’ es el premio Ángel Cegarra, además de 1.200 euros y un diploma. El segundo premio está dotado de 600 euros y un diploma, y quien haga la mejor décima conseguirá un premio dotado con 300 euros.