MANUELA SEVILLA

Son muchas las cosas dichas y escritas sobre el arroz de Calasparra, aquí vamos a exponer seis razones que lo hacen único.

TRADICION

El cultivo del arroz en nuestro pueblo, como tantas otras cosas, es herencia de los árabes, ya que fueron estos quien lo introdujeron en España. En el s. XII el agrónomo sevillano Abu Zacaria relata la forma de plantarlo, heredada de otros escritos musulmanes anteriores. Ya se hace un estudio para su mejor cultivo, en zona de regadío, tierra pantanosa, forma de plantarlo, siembra en marzo y trasplante en mayo e incluso la forma de limpiar el arroz (descascarillar), formas que han prevalecido en nuestra forma de cultivarlo. No olvidemos que, en el siglo XI, en la alquería de Villa Vieja (a orillas del río) se sitúa una importante población musulmana que con toda probabilidad cultivaría el arroz. En el s. XIII se cultivaba arroz en Monteagudo y Lorquí e incluso mercaderes genoveses afincados en Murcia lo exportaban a Mallorca. En la carta de Donación de la Villa de Calasparra a la Orden de San Juan de Jerusalén, a cuarenta familias para asentarse, nada se cita del arroz. Para encontrar testimonio escrito tenemos que esperar al siglo XVII, como reconoce el «Acta de la junta de la acequia de Rotas”. En el siglo XVIII ya se cultivaba masivamente arroz en la vega del Río Segura, pero también en las huertas del Río Argos y Río Quípar, provocando frecuentes epidemias de paludismo, prohibiendo el Ayuntamiento el cultivo del arroz en los lugares cercanos al pueblo en varias ocasiones. Como ocurrió en la Vega de Molina y de Murcia, prohibiendo su cultivo en 20 leguas a la redonda de la capital ya que hacía peligrar la salud de la población. En esta época se utilizaba como guarnición y en postre el arroz con leche.

DENOMINACION DE ORIGEN

Ya en 1908 se da Real Decreto del Ministerio de Fomento por el que se declara Coto Arrocero a determinados terrenos de Calasparra, Moratalla y Hellín. La Denominación de Origen Calasparra se reconoció en 1986. Está regulada por el Consejo Regulador de la D.O.P. «CALASPARRA» y comprende los municipios de Calasparra (Murcia), Moratalla (Murcia) y Hellín (Albacete). Esto quiere decir que solo el arroz que se cultiva en estos lugares y cumple una serie de características (plantaciones inscritas, prácticas de cultivo tradicionales, molinos inscritos así como el almacén y envasado determinado) puede llevar la etiqueta de la Denominación de Origen.

El arroz de Calasparra es uno de los tres únicos arroces con denominación de origen de España, junto con los del delta del Ebro y de Valencia, pero el nuestro fue el primero. Las variedades de arroz utilizadas son «Bomba» y «Balilla × Sollana».

CULTIVO

Hace unos años se sembraba el día de la Cruz, 3 de Mayo, a voleo con la semilla remojada para que no flote en las distintas cajas (bancales), era el sementero. Previamente en las cajas se había echado el agua y asentado los recargos, a los 18 o 20 días empieza a salir, verdear, pero hay que cuidar el agua del canal, quitarle las malas hierbas y replantar cuando sea necesario. El riego se hace mediante un sistema de terrazas que permiten la renovación constante del agua, de aquí su principal característica que lo hace diferente, pues el agua no está nunca estancada. La siega se hace a últimos de septiembre o primeros de octubre. A mano, con sumo cuidado, se rodea la manada y dándole media vuelta, se da el golpe de hoz depositándolo en la gavilla.Se practican rotaciones de cultivo (típicas de la agricultura tradicional) que favorecen la eliminación de las potenciales plagas de manera natural. Las semillas de este arroz son solo utilizadas y guardadas en Calasparra. La elevada calidad del agua utilizada para el cultivo del arroz (agua de las cabeceras del Segura y Mundo), unida a la altitud sobre el nivel del mar (de 300-500 m.) y el entorno montañoso de la zona de cultivo, influyen fundamentalmente en las características de este arroz.

PUBLICIDAD

Nuestro arroz no ha necesitado de campañas publicitarias, ni marketing para su venta, desde siempre se ha publicitado con el boca a boca, o mejor dicho grano a grano. Son numerosas las publicaciones de prensa de principios de S. XX en las que se hace alusión al arroz de Calasparra bien en dichos, chistes o diretes. Como la frase “¿Quieres arroz Catalina?….Sí, pero de Calasparra”. Siempre se ha llevado como producto estrella en las exposiciones universales y nacionales representando a nuestra Región. También el poeta murciano Vicente Medina le dedica unos versos al narrar el recorrido del Río Segura. En el cine aparece en algunas películas, como Amanece que no es poco, Demonios en el Jardín, El robo de la Jojoya, La vida inesperada, y series de televisión, como en Cuéntame, cuando celebran una comida familiar de domingo alrededor de una buena paella con arroz de Calasparra. No olvidamos al gran Camilo José Cela, buen escritor y comedor, que siempre se jactó de hacer las paellas con nuestro arroz. Y nada mejor saber que la marca de cerveza preferida por los murcianos, Estrella de Levante, también lleva su parte proporcional de arroz de Calasparra desde sus inicios en 1963. ¡Por eso está tan buena!

CARMELITAS DESCALZAS DE LA FUENSANTA Y EL ARROZ.

Desde el año 1995 estas monjas de clausura se dedican a realizar la serigrafía y el cosido de los sacos de arroz de tela. Desde 1960, en su monasterio en el camino de la Fuensanta, al querer dedicarse a un trabajo manual que les permitiera la oración y meditación, eligieron el mundo de la serigrafía, más concretamente, en los sacos de tela de arroz (Cooperativa Calasparra, Flor de Calasparra e incluso el arroz de Pego) y también realizaron “evangelios” para el  Santuario de la Virgen de la Esperanza. Fue en Barcelona donde aprendieron el oficio y les ayudaron a poner en marcha la empresa. En los primeros años realizaban 25.000 sacos al mes de distintos tamaños e incluso para la venta en el extranjero. Eran 22 hermanas que realizaban el dibujo con un fotolito de manera manual, cosiendo el saco con una remalladora, un total de 100 sacos al día que dejaban en un tenderete de cañas a secar. Hoy en día los tiempos han cambiado. Actualmente solo quedan 11 hermanas que realizan con el mismo amor y cuidado 6.000 sacos al mes dedicadas en cuerpo y alma al Arroz de Calasparra, ya que es su escaso sustento.

«EMPEDRAO» ARROZ CALASPARRA CON ALUBIONES DEL RIO SEGURA.

Ingredientes para 6 raciones: 300 gramos de arroz de Calasparra, 200 gramos de alubiones , 1 manojo de ajos tiernos, 2 pimientos rojos secos, 1 tomate, aceite de oliva, agua, sal, perejil y azafrán.

La noche anterior ponemos los alubiones en remojo. Al día siguiente se cuecen en una olla. En una sartén ponemos el aceite, sofreímos los pimientos y los ajos tiernos y se reservan. A continuación sofreímos el tomate, echamos el arroz y lo sofreímos también. Después añadimos el pimiento y los ajos fritos, perejil, sal, azafrán y tres partes de agua por una de arroz (incluyendo la de cocer los alubiones). Finalmente, cuando rompe a hervir, se le añaden los alubiones y se deja cocer durante 20 minutos. Según gustos también se le pueden poner unas costillejas. Sí se hace en leña con sarmientos está para chuparse los dedos. ¡Buen provecho!