Ya en la calle el nº 1047

2 de febrero de 1999, el día que tembló Mula

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

El pasado viernes 2 de febrero se cumplían 25 años de los terremotos de 3,5 y 5,2 grados Richter con epicentro en La Puebla de Mula y que produjeron numerosos daños materiales, varios heridos y uno grave por traumatismo craneal afectando principalmente a los municipios de Mula, Albudeite y Campos del Río.

MICAELA FERNÁNDEZ | El temblor se sitúo tan sólo a 1,1 kilómetros de profundidad y se dejó sentir en provincias limítrofes llegando a notarse incluso en Madrid o Valencia.

Pudo ser una catástrofe y, hasta la fecha, no se había vivido una situación similar. Todo acontecía a las 14:22 horas cuando se registraba un primer temblor de 3,5 grados. La incertidumbre de lo que había pasado llevó a los vecinos a la realidad cuando, poco después, a las 14:45 horas, se producía un segundo temblor que alcanzó los 5,2 grados.

2 de febrero de 1999, el día que tembló Mula

Los vecinos se echaban a las calles llenas de cascotes de edificios, asombrados de las grietas de abrían las paredes y algunos vehículos quedan sepultados bajo las piedras. Fueron momentos llenos de miedo, de evaluación de daños y al caer la tarde y cuando los vecinos se armaron de valor para volver a sus viviendas, poco después de las 8 de la tarde, un nuevo momento llevó a muchos a dormir en zonas abiertas. A lo largo de esa tarde se produjeron varias réplicas que siguieron a lo largo de la madrugada y días posteriores.

2 de febrero de 1999, el día que tembló Mula

Con temperaturas gélidas, numerosos vecinos de la comarca, aterrorizados, pasaron la noche en albergues habilitados en colegios y pabellones e incluso en los propios coches en descampados por temor a que se repitieran los temblores de tierra.

Meses después llegaron las reclamaciones y reparaciones y, aunque a lo largo de estos 25 años se han registrado numerosos temblores, nada se asemeja a aquel día cuando la tierra tembló, la vajilla caía de los estantes y las casas mostraban su debilidad. El terremoto, con una intensidad técnicamente destructiva, causó cuantiosos daños materiales en viviendas e infraestructuras. Viviendas de Mula, Albudeite y Campos del Río quedaron total o parcialmente derrumbadas y cientos de casas sufrieron daños.

No hubo que lamentar graves daños personales, en Mula el barrio de San Felipe y el núcleo de viviendas del Niño Jesús fueron algunas de las más afectadas, allí se registró el herido más grave, así como las viviendas de La Puebla de Mula donde se situaba el epicentro del terremoto y daños también de consideración en multitud de edificios de Albudeite y Campos del Río.

2 de febrero de 1999, el día que tembló Mula

Bernardino trabajaba en Mula cuando sucedía el terremoto. El temblor lo pilló comiendo en uno de los restaurantes de la zona. “Ahora que ya no estoy en Mula, cada vez que vuelvo recuerdo lo que pasó aquel día. Estaba comiendo con mis compañeros y todo empezó a temblar, cayó una placa desde el techo y los vasos empezaron a caer de las estanterías mientras el suelo rugía. De repente una masa de personas corría hacia la puerta y una vez fuera no éramos conscientes de lo que había pasado. Recuerdo momentos de pánico entre algunas personas e incluso una mujer tirada en el suelo mientras le ponían agua en el cuello. No fuimos capaces de volver a entrar al restaurante, espero que la gente volviera para pagar”.

Teresa vivía en uno de los edificios más altos de la localidad de Mula, en el último piso. Cuando se producía el terremoto no estaba en casa, en movimientos posteriores explicaba como el edificio se movía de un lado a otro “que parecía que se iba a partir en dos”. Debido al temblor de ese 2 de febrero, los ascensores del edificio quedaron fuera de uso hasta su revisión y tuvo que subir a pie los ocho pisos eternos hasta su vivienda”.

Serían muchos los testimonios que se podrían recoger de aquella fecha pero, el testimonio que más se repite es, “no sabía que estaba pasando”.

Pliego 25 años después

En los últimos días se ha registrado una nueva serie sísmica en la zona que ha hecho rememorar la efeméride de los terremotos de Mula. Aledo, Totana y Pliego han registrado varios terremotos de intensidad 2 a 3 que no ha ocasionado ningún tipo de daños pero sí de nuevo el temor e incertidumbre de cuando el suelo tiembla entre la población.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE